LAS NOTAS DE TODOS LOS AZULGRANAS

La inversión millonaria del Barcelona fracasa

Los suplentes, en los que la entidad azulgrana gastó una importante cantidad de dinero este verano, no dieron resultado alguno en Copa. La excepción fue Umtiti, que apunta al clásico. Aleñá, el más destacado

Paco Alcácer hace una entrada.
Paco Alcácer hace una entrada.

Cillessen, flojo (5). El portero reaccionó bien a un lanzamiento de falta de Gaspar, pero en el gol de Mainz fue un mero espectador. Poco más tuvo que emplearse.

Vidal, responde (6). Apareció al fin tras un castigo prolongado y respondió con creces. Defendió bien y mostró su profundidad al ganar línea de fondo en un puñado de ocasiones.

Umtiti, en forma (6,5). Disputó más de sesenta minutos y evidenció estar listo para el Clásico. Bien en los balones aéreos, y contundente al cruce.

Borja López, correcto (6). Disputó los noventa minutos y no mostró debilidad alguna. Partido serio, en el que no se notó que pertenece al filial.

Digne, un error vital (3). El francés llegó tarde a tapar a Mainz en la acción que desencadenó el gol del Hércules. Trató de prodigarse en ataque.

Rafinha, sin galones (4). Era el capitán del equipo y en anteriores citas había rendido con creces. Hoy no supo desatascar a su equipo y no probó siquiera el disparo desde lejos.

Carbonell, a ratos (4,5). El chaval lo intentó y no desentonó en el toque entre la mucha posesión azulgrana. Sin embargo, tampoco dio respuesta al problema de cara a puerta.

Denis, apagado (4). Era uno de los futbolistas que debía reivindicarse y no hizo más que el resto. Mucho toque y poco tiro, una fórmula que condenó al Barcelona.

Aleñá, el goleador (8). Su tanto lejano fue lo mejor del partido. Además llegó en un momento crucial para su equipo, que se encontraba abajo en el marcador y sin rumbo alguno.

Arda, lento (3). El turco dejó algún destello aislado, pero no se mostró como alternativa a la MSN ni mucho menos. Lento, perdió numerosos balones ante el Hércules.

Alcácer, desesperado (2). Sus movimientos en la zona ofensiva no fueron malos, pero sigue sin marcar. Un problema que se agrava a cada minuto que pasa.

Luis Enrique, sin soluciones (3). Miró perplejo desde la banda tras el gol de Mainz, pero no halló respuestas en el banquillo. Sus cambios tardíos apenas ofrecieron soluciones.

Gomes, sin encontrarse (4). El portugués aún no ha encontrado su sitio. Pases en paralelo sin profundidad y sin mostrar la frescura con la que saltó al césped.

Nili, sin trascendencia (3,5). Su salida al campo apenas se percibió. Fue uno de los canteranos que menos se lució, también claro debido a partir como suplente.

Cardona, con carácter (6). Anduvo cerca del gol, fruto de su insistencia. Le puso ganas como el que más, aunque disfrutó de muy pocos minutos.