Miércoles 21.11.2018
Los agujeros del atentado del 17-A en Barcelona/22

Sin pistas del segundo comando y polvorín que reveló Chemlal

El imam controlaba otro comando en Francia para matar en Cataluña y tenía explosivos en las montañas de Ripoll. Y dos o más yihadistas viajaron a Francia días antes de los atentados. Pero los mossos se han quedado sin pistas ni testimonios: murieron en Alcanar o abatidos

Mohamed Houli Chemal guarda más bombas en su interior que el polvorín que le estalló bajo los pies. El único superviviente de Alcanar mareó a los mossos durante sus interrogatorios en las horas precedentes al atentado, cuando se recuperaba de sus heridas en un hospital.

Pero tras la masacre, y sabedor de que su pasaporte estaba en la furgoneta con la la que su amigo Younes Aboyaaqoub asoló Las Ramblas, empezó a vomitar datos y datos que implicaban a unos yihadistas muertos o a punto de estarlo. Se sometió hasta a cinco interrogatorios policiales tras los atentados, más otros dos como mero testigo, antes de las matanzas terroristas.

Pero no contento con ello, el 11 de septiembre pasado vomitó una declaración aún más explosiva al grupo de control de la prisión de Alcalá de Henares:

He aquí su relato literal: 

"A petición del interno objeto del presente epígrafe, se mantiene una entrevista con el mismo, en la que nos manifiesta que quiere contar "una serie de datos que no ha contado hasta ahora". Al preguntarle que porqué se ha decidido ahora a revelar estos datos, el interno contesta que "tiene miedo por su familia" y que, tras la visita de su familia, su padre y Oussama Zeaaj (interno FIES-3 compañero con el que comparte sus horas de patio) le han aconsejado "que contara todo lo que sabe".

A continuación, SP detallan los aspectos más interesantes de la conversación • mantenida con Houli Chemlal:

En primer lugar, quiere señalar que todo lo que había contado hasta ahora era cierto, pero que va a añadir algún dato más. Afirma que, por miedo, no contó a la Policía ni a este Grupo de Control lo que va a referir a partir de ahora.

Cuando mis padres se habían ido a Marruecos, vinieron a mi casa Younes (Abouyaaqoub) y Omar (Hychami). Omar me dijo que venían de realizar un viaje en el que habían estado en Marsella y en París. Esa noche dormimos en mi casa y, al día siguiente, fuimos a Alcanar donde se encontraban Mohamed (Hychami) y Youssef (Aallaa). Younes y yo nos quedamos y Omar se marchó".

"Cuando estaba en Alcanar escuché cómo Younes (Abouyaaqoub), Mohamed (Hychami) y Youssef (Aallaa), que se encontraban en el porche (chalet de Alcanar), hablaban entre ellos. Lo primero que escuché es cómo hablaban de dos hombres que se movían mucho con el Imam y que hacían viajes a Francia y Bélgica, que estos hombres eran los que mandaban por él, que eran gente de dinero y que nos iban a ayudar; de ellos no sé nada más".

"Otra cosa que les oí decir, que es por lo que tengo miedo, por mi familia, es que decían que no estábamos solos, que conocían a otro grupo. Que el imam conocía a otro imam que tenía otro grupo como nosotros, de ocho o nueve personas. Ese grupo era de Francia y que tenían pensado pasar a España por Andorra, comprar armas y atentar en Lloret de Mar. Querían atentar contra el Ayuntamiento y la Policía. Yo no sé si lo querían hacer de forma coordinada con nosotros o no".

"También dijeron: 'Ya verás cuando el imam baje lo que guarda en los agujeros en la montaña'. Yo pienso que son armas o explosivos y que se referían a las montañas que hay por Ripoll, pero no lo sé seguro".

"Antes de llegar el imam, llamó por teléfono a Younes (Abouyaaqoub) y le debió ordenar que preparara el cinturón explosivo. Yo vi cómo Younes, Mohamed y Youssef lo prepararon".

"Cuando llegó el Imam a Alcanar, Mohamed (Hychami) y Younes (Abouyaaqoub) se fueron, porque sus madres habían venido de Marruecos, y nos quedamos el imam, Youssef y yo. Con el imam yo no hablaba. El tiempo que estuvo desde que llegó hasta que explotó la casa, sólo le vi que estaba con su ordenador y que escribía cosas en árabe en un papel". El día que me fui a vender el oro con Youssef, no sé si fue el día de la explosión o el día anterior, cuando nos íbamos en el coche vi por el retrovisor a un chico joven que iba en dirección al chalet. Miré por el retrovisor y vi que el imam había salido de la casa y que se juntaba con este chico. El chico llevaba una camiseta del FC Barcelona, chanclas, de unos veintitantos años, más o menos de mi estatura (según la ficha de Houli, éste mide 1'78 m), delgado y con el pelo rapado por los lados y levantado por el centro. Yo le dije a Youssef: 'Mira este chico, se ha parado a hablar con el imam', y me contestó: 'Sí, este chico es uno de los nuestros, pero las cosas, poco a poco'. Cuando regresamos, dos o tres horas después, esta persona ya no estaba en el chalet".

"El interno comenta que, antes de ocupar la casa de Alcanar, intentaron alquilar una casa rural por la zona de Ripoll, pero no encontraron ninguna. Sobre el grupo, comenta que el imam era el líder del mismo y que con los que se relacionaba era con Younes, Mohamed y Youssef y que este grupo era muy cerrado".

"El objetivo principal de nuestro grupo era la Sagrada Familia. La forma de hacerlo no nos lo habían dicho. Creo que esperaban al último momento para indicarnos la forma, el día y la hora. No sé si había más objetivos, creo que esperaban a decírnoslo en el último momento y lo que teníamos que hacer cada uno".

"En la casa había unos cincuenta sacos de unos tres a cinco kilogramos de explosivo. Estaban metidos en fundas de almohada y, además, estaba el polvo que había en el suelo de una habitación. Los sacos los rellenaban con vasos de plástico".

"El imam utilizaba un teléfono gris con teclado, marca Nokia y además tenia varias tarjetas SIM. Recuerdo que alguna de ellas eran de una compañía belga, las reconocí porque las vi cuando estuve en Bélgica".

"El grupo manejaba dinero, aunque yo no he visto grandes cantidades. A los tres (Younes, Mohamed y Youssef) nos dijeron que si necesitábamos dinero que se lo pidiéramos. Por ejemplo, el dinero del butano nos lo daban ellos, siempre en efectivo. Creo que tenían dinero suficiente para hacer todo lo que se necesitara".

"Cabe señalar que Houli Chemlal manifiesta su disposición a reafirmar todo lo que ha contado a este Grupo de Control ante la Policía y las autoridades judiciales", asegura el informe.

Viaje a Francia antes de los atentados

La tesis del segundo comando francés gana cuerpo con la presencia en Francia de dos miembros del comando Ripoll antes de los atentados: 

"Se ha tenido conocimiento del viaje que llevaron a cabo Omar HICHAMY y otro individuo (probablemente El Houssaine ABOUYAAQUOB), en territorio francés, días antes de participar en los atentados cometidos en Barcelona, en el vehículo Audi A3 con placa de matrícula 9676BHF, que posteriormente sería empleado en el atentado de Cambrils.

Se tuvo conocimiento del viaje en virtud de lo dispuesto en el auto de la autoridad judicial competente, disponiendo que la compañía VISA facilite los movimientos efectuados a través de la tarjeta bancaria número 4766 6474 6998 6016, la cual tiene varios cargos en territorio francés.

Tras analizar la información recibida por parte de la entidad gestora de la tarjeta, se supo que la misma se habría utilizado para cubrir los siguientes gastos:

- 11/08/2017 Pagos en la autopista Autoroute Du Sud.

- 12/08/2017 Un pago en el parking Indigo Passage du Havre sito en 109 Rue Saint-Lazare en Paris, a las 11:01 horas.

El día trece de agosto ambos sujetos serian localizados regresando a España; y el día catorce ya constan pagos de peaje en la concesionaria de la autopista AP-7". 

Sin testigos tras ser abatidos en Cambrils

Ambos no pueden hablar porque fueron abatidos en Cambrils. Los mossos han pedido verificar sus llamadas en suelo francés para hallar cómplices o miembros del supuesto comando yihadista ubicado en territorio galo. 

Pero hay otra pista que conecta con Francia:

"En fecha 12 de julio de 2017 el vehículo Audi A3 con placa de matrícula (Francia) EL-534-PK fue inmovilizado por una dotación de tráfico en la localidad de Ripoll, en base a un requerimiento previo de Francia, y en su interior se identificaron cuatro ocupantes entre los que se encontraba Driss OUKABIR. En dicho coche, en fecha 11/07/2017, fue identificado Driss OUKABIR junto con tres personas más: Mohamed BOUMANSOUR, Hafid AID RAHOU y Youssef BRIANE, éstos últimos residentes en Francia.

El coche, tras ser inmovilizado por una patrulla policial tras la identificación del día 11/07/2017, fue abandonado por su propietario el 12/07/2017.

Hafid AIT RAHOU, nacido el 20/04/1985 en Ait Marghad (Marruecos), hijo de Hassan y Noria, recogida por las autoridades policiales de Francia con motivo:

- del procedimiento 02406/02674/2009 del servicio BT Gaillac, tras una condena por tráfico de estupefacientes;
- del procedimiento 1951/2007 del servicio BR Gaillac, por hechos de violencia agravada;

- del procedimiento 2009/2166 del servicio CIAT de Bayonne, instruido por un delito de uso de estupefacientes ocurrido el 31/03/2009 en Biriatou;
- del procedimiento 0983/2004 del servicio BT Gaillac por un delito de destrucción por incendio de cinco vehículos; y

- del procedimiento 2608/04 del servicio BT Gaillac, instruido por un delito de receptación ocurrido el 29/11/2004 en Gaillac". 

Dris Oubakir permanece preso, pero se perdió una ocasión de oro para haber verificado los antecedentes de sus compañeros antes del atentado.