"DESLEALTAD INADMISIBLE DE LA GENERALITAT"

El Rey, firme en la defensa de la unidad nacional

Felipe VI, en un discurso claro y sin ambigüedades, ha señalado que "determinadas autoridades de Cataluña se han situado totalmente al margen del derecho y la democracia"

El Rey, Felipe VI.
El Rey, Felipe VI.
El Rey, firme en la defensa de la unidad nacional

El Rey advierte de que, ante la situación "de extrema gravedad" en Cataluña, los "legítimos poderes del Estado" deben asegurar "el orden constitucional", la vigencia del Estado de derecho y el autogobierno de Cataluña, basado en la Constitución y en su estatuto de autonomía".

En un excepcional mensaje institucional a todos los españoles grabado en su despacho del Palacio de la Zarzuela y emitido por televisión a las 21:00 horas, Felipe VI ha subrayado que "determinadas autoridades de Cataluña" han "quebrantado los principios democráticos de todo Estado de derecho".

Esas autoridades catalanas "han vulnerado de manera sistemática las normas aprobadas legal y legítimamente, demostrando una deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado" y "han menospreciado los afectos y los sentimientos de solidaridad que han unido y unirán al conjunto de los españoles", ha recalcado el Monarca.

Tras reprocharles cómo también "han socavado la armonía y la convivencia en la propia sociedad catalana", que hoy "está fracturada y enfrentada", don Felipe ha señalado además que, "con su conducta irresponsable, incluso pueden poner en riesgo la estabilidad económica y social de Cataluña y de toda España".

"En definitiva, todo ello ha supuesto la culminación de un inaceptable intento de apropiación de las instituciones históricas de Cataluña" y "de una manera clara y rotunda, se han situado totalmente al margen del derecho y de la democracia", porque "han pretendido quebrar la unidad de España y la soberanía nacional, que es el derecho de todos los españoles a decidir democráticamente su vida en común".

"Por todo ello -ha continuado- y ante esta situación de extrema gravedad, que requiere el firme compromiso de todos con los intereses generales, es responsabilidad de los legítimos poderes del Estado asegurar el orden constitucional y el normal funcionamiento de las instituciones, la vigencia del Estado de derecho y el autogobierno de Cataluña, basado en la Constitución y en su estatuto de autonomía"