BULO

El misil Patriot que no lanzó España para derribar un ‘drone’

La batería de misiles tierra-aire desplegada por España en la base turca de Incirlik no ha disparado ninguno de estos misiles desde que comenzó su despliegue en enero de 2015. Además, el procedimiento al que apuntan algunas informaciones no tiene nada que ver con el empleado por España, según fuentes militares

El misil Patriot que recibió el contingente español en Turquía el pasado 8 de abril. | EMAD
El misil Patriot que recibió el contingente español en Turquía el pasado 8 de abril. | EMAD
El misil Patriot que no lanzó España para derribar un ‘drone’

Ni para derribar un ‘drone’ de juguete, ni para ninguna amenaza real. La batería de Patriot que España tiene desplegada en la base turca de Incirlik no ha lanzado ningún misil recientemente. Es más, no ha activado ningún lanzamiento desde que se inició la participación española en la misión Active Fence, en enero de 2015, según ha asegurado el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) a Estrella Digital. Con esto se desmiente un bulo que dejaba en mal lugar a los artilleros españoles.

El general estadounidense David G. Perkins, del Comando de Entrenamiento y Doctrina del Ejército, hizo que se se levantaran las sospechas sobre el lanzamiento de un Patriot a un 'drone' después de dar una conferencia en la que aseguraba que un país aliado había derribado un “cuadcóptero de 200 euros comprado en Amazon”. Sin embargo, no especificó ni qué país lo había disparado ni en qué zona. El lanzamiento saltó a todos los medios de comunicación internacionales por la desproporción de lanzar un misil de 3 millones de dólares para derribar un ‘drone’ de juguete. “No estoy seguro de que sea un buen ratio económico”, sentenciaba el general de EEUU.

La casualidad quiso que, apenas unas semanas después, el 8 de abril, España enviara material y repuestos al despliegue español en la ciudad de Adana, con un misil Patriot entre ellos.

Este envío responde al "mantenimiento de la capacidad operativa de la batería desplegada en Turquía", según explican fuentes del Estado Mayor de la Defensa (EMAD) a Estrella Digital. Todos los sistemas, misiles, radares y demás equipamiento son constantemente revisados y la llegada de un nuevo misil responde a la sustitución de otro para asegurar la operatividad del despliegue. “La Unidad de Fuego Patriot desplegada en Turquía mantiene así el 100% de su operatividad y su capacidad de combate para el cumplimiento de la misión asignada”, explicaba el EMAD en una nota en la que informaba de ese traslado el pasado 11 de abril en el buque Camino Español del Ejército de Tierra, operado por la Armada.

No es el procedimiento utilizado por España

Pese a la coincidencia en tiempo y forma, existen varios motivos que despejan toda clase de dudas sobre si fue un Patriot español el lanzado al famoso ‘drone’ juguete. La batería está formada por un complejo sistema de radares que barren el espacio aéreo pero los militares españoles se ponen alerta si detectan trazas de misil, algo que se confirman además desde otros sistemas integrados del NATO Integrated Air and Missiles Defence System.

Es decir, solo se activa el procedimiento para el lanzamiento de estas defensas, de tipo tierra-aire, si hay una confirmación de que lo que se acerca es una amenaza real -es decir, un misil. En este caso, el aparato batido era un ‘cuadróptero’ de poco peso y tamaño que, posiblemente, tampoco fuera detectado por los radares de este sistema, según apuntan fuentes militares. En caso de que se perciba una traza de radar que se dirija a la zona de protección de la que se ocupa España -un radio de unos 25 kilómetros en torno a la localidad turca de Adana- se activa el sistema en apenas unos segundos.

Y todo ello, en apenas unos segundos. “En el momento en el que recibimos la alarma de que viene un misil para acá, activamos el radar y si se dirige a la zona de Adana, la zona que nosotros protegemos, lanzamos un misil”, relataba a Estrella Digital el capitán Aláez, el jefe de la batería en noviembre de 2016. “Desde que tenemos información de que se ha lanzado un misil, contamos con un minuto y medio para activar todo nuestro sistema. En apenas cuatro o cinco segundos está listo para hacer fuego, aunque prevemos 10 segundos para estar seguros”, explicaba el oficial.

Además, otro dato fundamental que no coincidiría con la tesis de que fue España quien derribó el famoso ‘drone’ y después repuso el Patriot: España lanza dos misiles en cada activación y no sólo uno. Existen tres cargadores desde los que se lanza la munición, cada uno de ellos con cuatro misiles preparados para ser lanzados y cuando se decide ponerlo en marcha son dos los que salen en busca de la amenaza, ya que los misiles que se lanzan también envían información al radar que le va indicando hacia dónde dirigirse.

Otro factor importante es, precisamente, el precio del misil, que el propio general estadounidense cifraba en 3 millones de dólares. Se trata de una cantidad elevada como para utilizarla en el derribo de un drone, una práctica que no encaja demasiado con la política de contención de gasto en las Fuerzas Armadas españolas, que tratan de optimizar todos los recursos. “Lanzar un Patriot a un ‘drone’ no tiene ningún sentido”, apuntan fuentes militares a este diario, que confirman que el lanzamiento de este Patriot no fue realizado por España, a pesar de un bulo lanzado en las redes y recogido por un confidencial de la prensa nacional.

El despliegue de las Fuerzas Armadas españolas en la base de Incirlik, dentro de la Operación Active Fence de la OTAN, comenzó en enero de 2015. En estos momentos, hay unos 150 militares que forman el quinto contingente desplegado en la Operación Apoyo a Turquía. La mayor parte de ellos llegaron a Incirlik en febrero de este año y forman parte del Regimiento de Artillería Antiaérea (RAAA) nº73, con base en Cartagena.