SEGURIDAD

Claves en la reconstrucción de los accidentes de tráfico

Los accidentes de tráfico son una realidad, que pese a ser bastante triste y desagradable está ahí y que desgraciadamente puede llegar a tener muchas consecuencias, tanto presentes, como futuras

Claves en la reconstrucción de los accidentes de tráfico.
Claves en la reconstrucción de los accidentes de tráfico.
Claves en la reconstrucción de los accidentes de tráfico

Lamentablemente, en algunas ocasiones, pese a muchas medidas de seguridad que tomemos, librarse de un accidente no depende sólo de nuestras acciones, sino que también podemos ser víctimas de uno por las imprudencias de otra persona. Es en ese momento, de cara a las repercusiones futuras, cuando se hace necesaria la reconstrucción de accidentes para poder analizar lo que ha sucedido y tomar las medidas pertinentes.

Las consecuencias de un accidente, van más allá del mismo. De esta manera, es importante saber, que ante temas de seguros o responsabilidad civil, no basta solo con no tener la culpa, sino que además hay que demostrarlo. En este sentido, lo que tenemos que hacer en este caso, es comunicar inmediatamente el accidente a las autoridades pertinentes y llamar a una ambulancia si realmente hace falta, por lo demás, las indicaciones son claras, no tocar nada y dejarlo como está.

Si por ejemplo decidimos mover nuestro coche, cambiándolo de posición, estaremos alterando la escena del siniestro y será completamente contraproducente, pudiéndose volver en nuestra contra, por lo que lo mejor en este caso es la pasividad y la tranquilidad.

La importancia de una buena reconstrucción de tráfico

El factor humano no tiene por qué ser siempre el responsable del accidente, sino que puede que haya sido un fallo del vehículo lo que ha ocasionado la colisión, sin que nosotros hayamos tenido nada que ver. Una vez más, esto carecerá de importancia si no somos capaces de demostrarlo, por lo que contar con buen peritaje de cara a la reconstrucción de accidentes de tráfico puede sernos de gran ayuda para tratar de demostrar que realmente nosotros no hemos tenido la culpa y poco hemos tenido que ver.

En base a todas estas decisiones, se tornarán las futuras demandas o sanciones, debido a que siempre después de un siniestro, hay que buscar responsabilidades y es aquí donde realmente importa una buena defensa. Sin embargo si realmente no ha sido culpa nuestra y nosotros hemos sido las víctimas del suceso, se vuelven las tornas, por lo que es más que probable sufrir una indemnización por los daños sufridos.

En definitiva, siempre es importante tener el respaldo de una compañía experta que nos pueda ayudar aportando todos los conocimientos necesarios en la materia para poder sacar beneficio de la situación o por lo menos, no llegar a pagar las consecuencias.

No disponer del asesoramiento adecuado o la defensa necesaria, puede tener terribles consecuencias, como por ejemplo, terminar siendo acusados de un accidente del que no hayamos tenido la menor culpa, haciéndonos pagar las costas del juicio o las indemnizaciones que se requieran. Probablemente los accidentes de tráfico, no podamos elegir evitarlos, pero salir peor o mejor parado de estas situaciones, sí que está al alcance de nuestra mano.