FERNANDO CAYO

"Los políticos se han encargado de que el teatro no sea un gran negocio"

Pese a que 'iFámily', la serie de TVE, no va bien de audiencias, él no sólo triunfa en el teatro con 'Páncreas' sino también en TV con 'McMafias', una serie coproducida por la BBC y la AMC, en la que da vida a un narco mexicano

Fernando Cayo.
Fernando Cayo.
"Los políticos se han encargado de que el teatro no sea un gran negocio"

-Con 'iFámily' hemos vuelto a verle en una comedia, después de muchos trabajos dramáticos...

-Sí, estoy muy contento, porque excepto en teatro, donde sí había hecho más comedia, en cine y TV he estado haciendo en los últimos tiempos más drama, 'Mar de plástico', 'La Señora', 'La República', exceptuando la pequeña incursión en 'El Ministerio del Tiempo' haciendo de Napoleón. Es volver a lo que es parte de mis orígenes, porque yo empecé haciendo 'Manos a la obra' y mi formación es de comedia, porque fui a la única escuela que hay en Italia para actores cómicos en el mundo. Volver a hacerlo me apetecía mucho.

-Muchas críticas tachan la serie de "ñoña"...

-No estoy de acuerdo. Es una comedia familiar, de las que ya casi no hay porque ahora se apuesta más por el trhiller, el drama o las ficciones históricas, que está bien hecha. Si fuera ñoña yo no estaría en ella. Está basada en la comicidad de las situaciones, pero al mismo tiempo aborda la problemática de los adolescentes y de los adultos, y no deja de ser un reflejo de la sociedad española. 

-Quizás no tenga mucha audiencia porque hasta hace poco se criticaba mucho que hubiera niños siempre en las comedias españolas...

-Hacía mucho tiempo que no los había, pero en este caso es muy refrescante, la gente tendría que disfrutar mucho con el equipo de actores jóvenes que hay. Son todos deliciosos. Para que la gente se ría, el primero que tiene que divertirse eres tú. No es nada fácil hacer este tipo de comedia, es muy complicada

-Al menos en su caso parece que sale de una serie y entra en otra. ¿Le está tratando bien el medio?

-Yo siempre he trabajado para poder tener luego la libertad de elegir, y ahora puedo transitar entre la comedia, el drama e incluso el musical, porque toco el piano y canto en 'Páncreas', que he coproducido. Intento abrir mis posibilidades en el mundo de la creatividad para tener la libertad de elegir y afortunadamente tanto el público como los productores y cadenas confían en mi trabajo y yo estoy encantado de poder trabajar en diferentes registros. 

-Además, en casi todas en las que ha participado han sido un éxito, excepto en la de ahora y en 'El Caso'...

-'El Caso' de audiencia estaba bien, con dos millones de espectadores más descargas de internet, y a nivel de prestigio ha tenido unas críticas que creo que no se han dado casi nunca, y ha sido premiada. No se la ha tratado adecuadamente, porque el formato era perfecto, y es muy difícil encontrar un buen formato en TV. Cuando lo tienes no habría que dejarlo pasar pero nosotros no tenemos capacidad de decisión.

-¿Se puede hablar de justicia en un mundo tan competitivo como el suyo?

-Desde hace tiempo yo me quedo con la satisfacción del trabajo bien hecho, de preparar bien ese personaje para disfrutar del rodaje, porque lo que ocurre luego no está en nuestra mano. He hecho películas sensacionales, he trabajado en 'La decisión de Julia', con un trabajo de arte exquisito, que no ha visto casi nadie, y luego sí he tenido éxitos como participar en 'Palmeras en la nieve' o en 'El desconocido'. Este año hice 'La punta del iceberg' que en los Goya pasó desapercibida y tiene una calidad extraordinaria. 

-Como supongo la de 'McMafia', la serie que coproducen AMC y la BBC y en la que participa...

-Sí, hago de narco mexicano y es mi segunda intervención en un gran proyecto internacional, después de The Counselor, de Riddley Scott, con Brad Pitt y Penélope Cruz, en el que tenía una escena con Michael Fasbender bastante potente. A partir de ahí me llamaron para esta serie que trata el mundo de las mafias internacionales de otra manera, desde el aspecto de los negocios de las grandes finanzas. He estado rodando en Londres y pronto lo haré en Croacia. 

-¿Le veremos algún día también en 'La República'?

-No sé qué decirle, no tengo ni idea. Sólo sé que hay 13 o 14 capítulos metidos en un cajón que costaron 5 o 6 millones de euros del dinero de todos los españoles, eso es necesario darlo salida, aunque si lo ponen habría que poner antes la primera temporada, para que la gente se entere de dónde viene eso. Hay que ser un poco más abierto, no tomarse las cosas tan a pecho, porque en realidad 'La República' no trataba para nada de política, eran historias de amor y de amistad entrecruzadas en una época determinada, y no se hablaba de dos bandos ni de buenos y malos. 

-Obélix lo decía por los romanos, pero ¿están locos estos directivos?

-Sé que de vez en cuando hay proyectos que no se sabe muy bien por qué, como me ocurrió con 'Plan América', que era una serie estupenda de TVE, otro formato que no se puede dejar escapar, sobre un grupo de Médicos sin Fronteras que estaba trabajando en la selva colombiana y en la que intervenían los guerrilleros, el ejército, los narcos y un grupo de médicos españoles. Se rodó en Canarias, y los capítulos que vi estaban muy bien. Se trató de cualquier manera y con ello se pierden ocasiones de hacer series muy buenas y luego miramos a los norteamericanos y decimos qué series tan buenas cuando aquí se pueden hacer también y las hemos hecho, aunque a veces se han despreciado. Es complicado el mundo de la TV y siempre confío que los directivos tomen las mejores decisiones pero es difícil porque hay muchos intereses de por medio, cambios de directivos, tensiones políticas....

-¿Usted, como ellos, intenta hacer negocio como productor teatral?

-Eso es apostar por el trabajo propio, porque ahora mismo negocio no es, lo haces por vocación, porque con el 21% de IVA que ha habido hasta hace dos días, más los problemas añadidos, ya se han encargado de que el teatro no sea ningún negocio. Afortunadamente hay ciertas personas que en el mundo del teatro tenemos la suerte de seguir llenando los teatros, pero eso te hace mantener un negocio y dar trabajo a un montón de gente y que la maquinaria siga en funcionamiento, pero no te hace rico.

-Al menos sigue de gira con 'Páncreas'... 

-Sí, está siendo un gran éxito y llevamos año y medio por toda España. Además voy a hacer otra en el Centro Dramático Nacional, un monólogo en el María Guerrero, uno de los grandes ochomiles que te puedes encontrar en tu carrera, dirigido por Ernesto Caballero, sobre un texto de Javier Gomá.