Miércoles 21.11.2018
Tendencias para el verano

El verano es sinónimo de sandalias. ¿Ya tienes las tuyas?

Antes de lanzarte a comprar las sandalias, debes valorar lo que buscas en ellas. Si lo que buscas es comodidad, nada como unas sandalias planas, de cuña o de plataforma plana ¡tan de moda éste verano! Si quieres elegancia te recomendamos que apuestes por unas sandalias de fiesta, con plataforma o de tacón en diferentes materiales y acabados ¡hay tantos y tan bonitos!

 

El verano es sinónimo de sandalias. ¿Ya tienes las tuyas? .
El verano es sinónimo de sandalias. ¿Ya tienes las tuyas? .

Este verano la coherencia y la belleza en las sandalias de mujer van de la mano como un matrimonio bien avenido, ¡y no lo decimos por decir! lo puedes comprobar porque en las tiendas han empezado a florecer sandalias planas y preciosas, decoradas con pedrería, con abalorios, con flecos, con pompones y con joyas, tan elegantes y tan arregladas que sustituyen perfectamente a los tacones ante cualquier situación que nos planteemos. Las sandalias perfectas para las mujeres que se pasan el año en calzado cómodo.

Hay chanclas tan bonitas que te parecerá un crimen llevarlas sólo a la playa o a la piscina.

Pero antes de lanzarte a comprar las sandalias, debes valorar lo que buscas en ellas. Si lo que buscas es comodidad, nada como unas sandalias planas, de cuña o de plataforma plana ¡tan de moda éste verano! Si quieres elegancia te recomendamos que apuestes por unas sandalias de fiesta, con plataforma o de tacón en diferentes materiales y acabados ¡hay tantos y tan bonitos!

En cuanto al color, si no lo tienes claro, busca el glamour de unas sandalias doradas o plateadas ¡combinan muy bien y pondrás ese toque chic, a tu look, que quizás buscas sin saberlo!

Pero si lo que buscas son colores neutros, las de piel siempre resultan infalibles con esas tonalidades.

Este verano parece que muchas mujeres nos hemos revelado contra la incomodidad, poniendo de moda los modelos planos o con muy poca altura, y marcan la pauta en los diseños que se han visto en la mayoría de las pasarelas ¡súper cómodas!

Aunque también tienen detractoras, las chanclas se han convertido en un objeto de deseo gracias precisamente al acercamiento al lujo de firmas deportivas como Adidas, Nike o Puma. Si hacemos memoria temporadas atrás, ya las hemos visto desfilar por la pasarela y reinventadas en diferentes materiales. A pie de calle, este calzado, es vulgarmente conocido como “tipo pala”.

Pero si no te gusta el tacón plano, unas sandalias todoterreno que combinan con todo lo que te propongas son “los mules”, que llevan unos cinco centímetros de tacón de punta y tacón fino. Son sandalias bastante sencillas de llevar y se  adaptan al día a día como un guante, porque las alturas pueden ir desde casi lo plano hasta medidas de infarto.

Los colores clásicos (blancos y negros) nunca fallan, y son una apuesta segura cualquier verano, pero  si quieres ir a la moda el verano 2018 te recomendamos que elijas colores como el rosa o el amarillo, y si eres más atrevida que apuestes por los colores “glitter” y tachuelas ¡no pasarás desapercibida!

Pero mientras te decides entre el tacón plano o el tacón más alto, te comentamos que este verano causaran sensación los modelos con múltiples tiras, como años atrás, pero con la variante o novedad de llevar varias tiras de mayor o menor tamaño que sujetan al pie por el empeine, o los que llevan tiras atadas al tobillo tipo red que acaban en una lazada.

Siempre están las socorridas sandalias de PVC si te cuesta decidirte por un color en concreto, aunque son muy vistosas, pensamos que son incómodas para el verano, el pie sudará con el calor y te podrá provocar un mal olor de pies o las incómodas ampollas por el continuo roce.

Si vas a decirle adiós a los tacones, tus pies te lo agradecerán, como dato anecdótico reseñar que el Colegio de Podólogos de Reino Unido, en un estudio realizado con 2.000 mujeres confirmó que existe una fuerte relación entre el dolor de pies y el uso de tacones, concluyendo que este comienza con una media de uso de una hora, seis minutos y 48 segundos, aunque un pequeño porcentaje de ellas, incluso, confesó sentir dolor tan solo 10 minutos después de ponérselos. Así que mejor, dile adiós al dolor de pies con las sandalias planas o con escaso tacón, y bienvenida al glamour de las sandalias planas.

Aunque todas adoramos estrenar sandalias nuevas cuando el calor aprieta, es bueno seguir los consejos que te proponemos a continuación, para no acabar con los pies destrozados el primer día que los estrenes. Y como dicen la mayoría de nuestras abuelas “mujer precavida vale por dos”, ¡y qué razón tienen! Toma nota de todos ellos, abre esa caja de zapatos, date un largo paseo y a disfrutar de ellos sin dolor:

1-Usa Coomped o producto similar de venta en farmacias la primera vez que te los pongas, ofrecen bálsamos protectores para los pies en formato barra que funcionan a las mil maravillas. Sus fórmulas con textura de cera consiguen crear una película protectora en las zonas que tú elijas para reducir las rozaduras y el riesgo de heridas. ¡Más vale prevenir que curar!

2-El viejo remedio de las abuelas de untar crema Nivea, la del tarro azul, en la sandalia antes de usarla, ¡es mano de santo! Pero no te excedas en ponerla, sino tus pies resbalarán y te provocarán el efecto contrario, provocando ampollas o incómodas quemaduras por el roce excesivo. También funciona muy bien usar un poco de polvo de talco en los pies (zona del empeine, entre los dedos y en la planta del pie será más que suficiente), evitará que el pie sude y descartará daños por este motivo.

3-Hidratar los pies te ayudará a que tengas menos problemas a la hora de usar zapatos  o sandalias nuevas, por ello, es importante hidratarte bien desde dentro (bebe mínimo dos litros diarios de agua) y desde fuera (usa cremas hidratantes que sean espesas cada noche con un ligero masaje de un par de minutos en cada pie).

4-Usa las sandalias en casa antes, para acostumbrar tus pies a ellas. También las puedes llevar en trayectos cortos, por ejemplo, al ir a recoger a los niños al cole o al llevarles, de camino a la oficina , en la oficina una hora para empezar e subiendo el tiempo de forma progresiva... ¡usa la imaginación! 

5-Cuida tus pies, que visiten al podólogo, por lo menos una vez al año. Hazte la manicura con cierta regularidad en época estival, es recomendable hacerla cada 15 días. Después de todo el invierno con los pies escondidos,  es necesario una belleza de pies al comienzo de la temporada de verano para evitar males mayores. 

6-Si no te funciona lo anterior, en algunos zapateros todavía tienen unas máquinas para aumentar un poco la horma de los zapatos ¡y  te aseguramos que funciona! También si prefieres hacerlo de forma casera, un truco de las abuelas que funciona de forma parecida, es meter agua en una bolsa plástica hermética, llenar solo hasta la mitad, e introducirla en el zapato o sandalia a agrandar y meterla en el congelador, al congelarse se expandirá y forzará la extensión del zapato o sandalia. Interesante tener en cuenta este truco sino quieres gastarte dinero en el zapatero, hasta que no te queden más opciones.

7-Preguntar a las abuelas o personas mayores de tu entorno siempre es buena idea, ¡saben un montón de valiosos trucos y seguro que te darán un buen y sencillo consejo! 

Y ya estás más que preparada para disfrutar de las sandalias de moda durante el verano. Encuentra el mejor precio en Tiendas.com