DESPUÉS DEL 1-O

El Banco Sabadell y Caixabank decidirán si trasladan sus sedes a Madrid, Alicante o Baleares

La fuga de capitales en bancos y gestoras de fondos catalanas, ante la posibilidad de que Cataluña declare unilateralmente su independencia, ha provocado que estén tomando medidas para proteger a sus clientes

Banco Sabadell.
Banco Sabadell.
El Banco Sabadell y Caixabank decidirán si trasladan sus sedes a Madrid, Alicante o Baleares

El Banco Sabadell, ante la posibilidad de que Cataluña declare unilateralmente su independencia, reunirá esta tarde a su consejo de administración en una cita extraordinaria para decidir si traslada su sede social a Madrid o a Alicante.

Según han confirmado fuentes de la entidad, se baraja también la opción de Asturias, pero con menos posibilidades, y todo con el fin de proteger a los clientes.El cambio de domicilio social garantizará que el Banco Sabadell siga estando bajo el paraguas de supervisión del BCE, además de que el pago de impuestos de la sociedad se llevará a cabo en la ciudad que albergue la nueva sede del banco.

Aún así los servicios centrales del Banco Sabadell, que concentran a un gran número de empleados, seguirán estando previsiblemente en Cataluña. El cambio del domicilio social permitirá a la entidad seguir operando con normalidad dentro del Eurosistema garantizando los intereses de sus accionistas, clientes y empleados dentro de cualquier escenario.

El temor a que Cataluña declare unilateralmente el próximo lunes su independencia, lo que aumentaría las posibilidades de que la región se convirtiera en una república fuera de la Unión Europea, ha inquietado a los clientes de bancos con sede en la región. Desde el Banco Sabadell reconocen que a pesar de esta lógica inquietud, la operativa en la red sigue siendo normal y no hay ningún movimiento significativo de depósitos en cuanto se le explica a los clientes que el grupo es una entidad internacional.

El grupo que preside Josep Oliu cuenta con más de 11 millones de clientes en España, Reino Unido, Estados Unidos y México, cuyo negocio en el extranjero representa más de un 30 % y el 70 % el conjunto de España. Cataluña representa un 15 % del total del balance de la entidad. El Banco Sabadell ha sufrido especialmente en bolsa estos días, y desde el referéndum ilegal del pasado domingo ha perdido más del 10 % de su valor, aunque en el año acumula todavía una revalorización superior al 22 %, siendo una de las entidades con mejor evolución. 

También CaixaBank y gestoras de fondos

CaixaBank, el primer banco de Cataluña, estudia trasladar su sede central a Baleares, la otra comunidad histórica de la entidad financiera, por si fuera necesario para proteger a los clientes. La Caixa tiene su origen en la llamada Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros de Cataluña y Baleares, fundada en 1904. El archipiélago balear está también en las raíces de la entidad.

Además, firmas de gestión independiente, que no pertenecen a grupos bancarios, han sufrido la misma suerte. EDM Gestión, una de las entidades más reconocidas del país, ha visto salir más de 12 millones de euros netos en el último mes, equivalente a más del 1% de sus activos bajo gestión, que alcanzan los 1.100 millones de euros, según cifras de Inverco.

Caja de Ingenieros Gestión, con 626 millones de patrimonio, también ha registrado números rojos, al sufrir reembolsos netos superiores a los dos millones de euros. Tras ésta, Degroof Petercam ha visto cómo sus clientes retiraron 1,1 millones de euros, reduciendo su volumen de activos a 365 millones.

En la misma línea, Gesiuris, firma participada desde 2008 por la aseguradora Catalana Occidente, ha perdido casi un millón de euros de patrimonio en el último mes. La firma catalana administra 318 millones de euros. También GCO Gestión de Activos, la gestora de fondos del Grupo Catalana Occidente, y MDEF Gestefin, aparecen en la lista de los que han sufrido pérdidas de miles de euros en apenas cuatro semana, fruto de las tensiones establecidas entre la capital del país y Barcelona por el referéndum sobre la independencia catalana.