miércoles, noviembre 30, 2022

7 razones para fomentar la creatividad en la infancia

Del mismo modo que padres y educadores fomentan los buenos hábitos en el deporte o la buena alimentación, también debería hacerse en el campo de la creatividad. Ver a un niño o una niña disfrutar ante el escaparate de una tienda de juguetes es sencillo, sin embargo, resulta especialmente emocionante verle gozar ante una pila de papeles, lápices de colores o materiales de escritura en la sección de papelería. Pero ¿Cuáles son los beneficios que aporta la creatividad en la infancia?

Los primeros años son fundamentales para el desarrollo de la creatividad

Durante los primeros años de vida, los niños y niñas están mucho más abiertos para recibir los estímulos que les rodean, a ello debemos unir que su capacidad de imaginación es ilimitada, con la ventaja de que todavía no son conscientes de esos límites y prejuicios que impone la sociedad.

También es necesario entender el proceso de desarrollo que posee el cerebro durante esta etapa. Durante los primeros años de vida es cuando se establecen las conexiones neuronales que servirán como base de la personalidad a lo largo de nuestra existencia. Si bien se nace con una herencia genética, el cerebro es un órgano maleable que, durante esta etapa, se va configurando en relación con los estímulos que recibe. Gracias a la creatividad, las relaciones sensoriales se multiplican y consolidan, dotando de armas eficaces y originales para enfrentarse, ya de adulto, a los retos que impone la vida.

Los beneficios que aporta la creatividad en la infancia

Son muchos los recursos que podemos emplear a la hora de fomentar la creatividad en la infancia. La más extendida es con el juego, a través de él la imaginación encuentra todos los estímulos necesarios para su desarrollo. Pero también en otras actividades artísticas como la música, la pintura o el teatro donde, además de potenciar la creatividad, también desarrollan un sentido crítico y emocional ante la vida.

De entre todos los beneficios que aporta el fomento de la creatividad en los primeros años de vida, hemos escogido 7 aunque podrían ser muchísimos más. 

Las 7 razones principales

  1. Construye de forma sólida y consciente su autoestima
  2. Tiene una mejor conciencia de sí mismo. A través de la libre creación se les está empujando a pensar por sí mismo, tomar decisiones y expresar sus emociones libremente.
  3. Ayuda a la sociabilización. Al ser capaces de dar forma a sus sentimientos, desarrollan una capacidad de empatía y entendimiento hacia las emociones y aflicciones de los demás.
  4. Potencia la comunicación. La creatividad se desarrolla en un espacio libre por lo que les ayuda a expresarse de igual modo. Son niños y niñas seguros, curiosos y que no temen hablar de sus sentimientos sin tapujos. 
  5. Es una herramienta muy eficaz para desarrollar la motricidad. Manejar los lápices de colores o aprender a tocar un instrumento musical les ayuda a coordinar sus movimientos de forma más precisa.
  6. Contribuye a potenciar la sensibilidad
  7. Aumenta la concentración. Suelen lograr estar más centrados tanto en las tareas que conllevan ingredientes imaginativos como en aquellas que son meramente prosaicas. 

A pesar de sus innumerables beneficios, todavía queda mucho camino por recorrer en el fomento de la creatividad durante la infancia, especialmente dentro del sistema educativo. Quizá deberíamos tener más en cuenta las palabras de Ken Robinson, escritor y asesor en la educación británico: «La creatividad se aprende igual que se aprende a leer».

Manuel Fernández

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias