domingo 22/5/22

El Barça, con más canteranos, ganó en San Mamés

Al Fútbol Club Barcelona le bastó proponerse la victoria en la Supercopa durante veinte minutos para conseguirla, y sobre todo, mostrar su superioridad frente al Athletic Club. El Barça, con siete jugadores nacionales, todos ellos de la cantera, de La Masía, mantiene su esquema de buen juego.

Basta que Xavi tome la batuta para que se vea rápidamente que allí, además de director de orquesta, hay equipo. Lo más importante que ha logrado Pep Guardiola ha sido crear un juego en que parece que todos lo hacen de memoria. Hay momentos en que hasta es posible imaginarse donde irá el balón.

El equipo catalán venció en San Mamés con una combinación que le permitió alinear tres jovencitos canteranos en el ataque, Pedrito, Bojan y Jeffren. Independientemente del juego y del resultado, en La Catedral se vio un espectáculo singular: en el terreno de juego hubo veintisiete españoles.

El supercampeón actual y el histórico equipo bilbaíno basan su política en el producto casero. Bien es cierto que en el Athletic hay menos vizcaínos que guipuzcoanos y navarros, pero todos están dentro del ámbito considerado natural.

En el Barça de los últimos años ha primado el interés por la cantera aunque alguno de los jugadores salidos de ella sea nacido en Argentina como Lionel Messi, quien por cierto no jugó la Supercopa y sin él también ganaron los suyos.

En Can Barça, por razones obvias, además de futbolistas de casa también se recurre a las grandes figuras foráneas. En San Mamés, además de Messi, también faltaron Iniesta y el nuevo fichaje Ibrahimovic. No se notó en demasía.

En la pretemporada se sigue considerando que la diferencia actual entre Barça y Madrid está en el colectivo. Los azulgrana juegan como equipo cohesionado y del Madrid, de momento, sólo se habla de estrellas.

El Barça, con más canteranos, ganó en San Mamés
Comentarios