domingo 23/1/22
SOLIDARIDAD

Un Belén para adorar a las familias en vez del niño

Mensajeros de la Paz pone en marcha un nacimiento solidario para recaudar alimentos

El portal de Belén situado en la calle Fuencarral (Madrid).
Portal650

Tras más de 50 años cerrada, la Capilla de Nuestra Señora de la Soledad albergará este mes el Belén solidario de Mensajeros de la Paz. Desde este martes y hasta el próximo 10 de enero, todo aquel que pasee por la céntrica calle madrileña de Fuencarral descubrirá una iniciativa muy especial. El único objetivo: recaudar productos para los más necesitados. “Nadie puede adorar al niño y olvidarse de las penurias de los hombres”, destaca a ESTRELLA DIGITAL el Padre Ángel, presidente y fundador de la organización, quien hace un llamamiento a la sociedad para paliar el hambre de muchas familias.

El portal es un nacimiento artesano filipino que fue regalado recientemente a la ONG como reconocimiento a la ayuda prestada tras el desastre del tifón. Además, como atractivo a los más pequeños, en las puertas de la capilla se instalará un paje real y un buzón para que los niños manden su carta a los Reyes Magos.

Abierto las 24 horas del día

Desde esta misma mañana, los visitantes pueden acercarse hasta el punto de recogida en cualquier momento del día. El lugar, abierto las 24 horas, está custodiado por voluntarios como Adrián Gutiérrez, quienes desinteresadamente están a pie de calle informando a los transeúntes y recogiendo los donativos en turnos de cada tres horas.

“Aunque no tenemos unas expectativas concretas, confiamos en que la gente se anime a colaborar por las fechas en las que estamos y por la zona donde nos hemos situado”, explica este coordinador. Se pueden aportar tanto alimentos no perecederos (galletas, arroz, pasta, legumbres, conservas, etc.) como donativos en metálico, ya que han facilitado, además de la típica urna, una máquina expendedora a los pies del Belén.

Todo lo recaudado irá destinados a los bancos solidarios y los comedores sociales que la ONG tiene repartidos en la capital, donde cada mes alimentan a más de 3.500 personas en exclusión social. Aunque es el primer año que realizan esta iniciativa, la solidaridad de Mensajeros de la Paz es continua. En la última recogida de alimentos del pasado mes de abril, batieron su propio récord al recaudar más de 277 toneladas de alimentos para los más necesitados. Una labor que ha sido reconocida, junto con otros proyectos de integración social, con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1994.

Comentarios