jueves 23/9/21

Solución para la auxiliar que llevaba 100 días protestando por su seguridad

El Departamento aragonés de Educación se ha puesto en contacto con la auxiliar de educación especial María Jesús Castrillo, que llevaba más de cien días protestando a la intemperie para poder trabajar de forma segura, para notificarle la adaptación de su puesto

Screenshot_14

Así lo ha manifestado a efe Castrillo, quien ha celebrado la respuesta de la Administración autonómica tras más de cien días sin que "nadie" escuchara sus peticiones.

La auxiliar del colegio Alborada de Zaragoza demandaba la adaptación de su puesto de trabajo por las patologías respiratorias "graves" que sufre y que la convierten en Trabajadora Especialmente Sensible (TES) ante la covid-19, según contó efe la semana pasada.

"Yo temo por mi vida", aseveró entonces Castrillo, quien decidió denunciar la situación a Inspección de Trabajo y acogerse a la paralización de su actividad, derecho recogido en la ley, acudiendo cada día al Alborada, pero quedándose en el espacio abierto desde la verja hasta el vestíbulo del centro, a la intemperie.

Tras la protesta, el Departamento de Educación le ha notificado la autorización de un cambio de centro de trabajo que da "plenas garantías" para que pueda ejercer su actividad laboral en un entorno completo de seguridad, según ha especificado este viernes el sindicato CGT en un comunicado.

Desde el sindicato también han aplaudido la decisión del Gobierno aragonés y esperan que esta actitud sirva para solucionar el problema de las adaptaciones de los TES, que ascienden a unos 1.200, según Castrillo. EFE

 

Comentarios