sábado 15/5/21

El pez sierra nada hacia la extinción mundial por la sobrepesca

Los peces sierra han desaparecido de la mitad de las aguas costeras del mundo y se enfrentan a la extinción total debido a la sobrepesca, según un nuevo estudio internacional realizado por 10 investigadores de instituciones

pez sierra

El pez sierra, llamado así por sus hocicos únicos, largos y estrechos bordeadas por dientes, llamados 'rostros' y que se asemejan a una hoja de sierra, llegó a documentarse en costas de 90 países tropicales y subtropicales, pero ahora se encuentra entre los peces marinos más amenazados del mundo al estar presuntamente extinto en 46 de esas naciones. En 18 países falta al menos una especie de pez sierra y en 28 más han desaparecido al menos dos especies.

El nuevo estudio, liderado por la Universidad Simon Fraser (Canadá) y publicado en la revista 'Science Advances', indica que tres de las cinco especies de pez sierra se hallan en peligro crítico de extinción, según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y las otras dos están en peligro. Como otras especies de rayas y de tiburones, los peces sierra son particularmente vulnerables a la sobreexplotación por sus bajos niveles reproductivos.

Los dientes de los 'rostros' de los peces sierra se enganchan fácilmente en las redes de pesca. Las aletas del pez sierra se encuentran entre las más valiosas en el comercio mundial de aletas de tiburón y las rostras también se venden como novedad, medicina o espuelas para peleas de gallos.

Se desconoce la presencia actual de los peces sierra en todo el mundo, pero Nick Dulvy, de la Universidad Simon Fraser, advierte de que la extinción completa es posible si no se hace nada para frenar la sobrepesca y proteger los hábitats amenazados, como los manglares, donde esta raya de aspecto parecido al de los tiburones puede prosperar.

"A través de la difícil situación del pez sierra, estamos documentando los primeros casos de un pez marino de gran alcance que está siendo llevado a la extinción local por la sobrepesca", apunta Dulvy, que añade: "Sabemos desde hace un tiempo que la drástica expansión de la pesca es la principal amenaza para la biodiversidad oceánica, pero una evaluación sólida de la población es difícil para los peces de baja prioridad cuyas capturas se han seguido deficientemente a lo largo del tiempo. Con este estudio, abordamos un desafío fundamental para rastrear el cambio de la biodiversidad: discernir la disminución severa de la población de la extinción local".

RECOMENDACIONES

Los autores recomiendan que los esfuerzos de conservación internacionales se centren en ocho países (Brasil, Colombia, Cuba, Madagascar, México, Panamá, Sri Lanka y Tanzania) donde se podría salvar la especie, y recalcan que Australia y Estados Unidos, donde ya existen protecciones adecuadas y algunos peces sierra todavía están presentes, deberían ser considerados como naciones 'salvavidas'.

"Si bien la situación es grave, esperamos compensar las malas noticias destacando nuestra identificación informada de estas naciones prioritarias con la esperanza de salvar al pez sierra en sus aguas", apunta Helen Yan, de la Universidad Simon Fraser, que apostilla: "En realidad, todavía es posible restaurar el pez sierra en más del 70% de su rango histórico si actuamos ahora".

Las restricciones a la pesca son las medidas más beneficiosas para los peces sierra. Minimizar la mortalidad por pesca de estos animales puede reducir su riesgo de extinción hasta en un 20,7% mundialmente. Duplicar la superficie de manglares puede reducir el riesgo de extinción un 10,1%, aunque los beneficios de la medida varían en función del país. Los autores recomiendan que nacionalmente se prohíba matar y retener peces sierra, y que se introduzcan programas para prevenir las capturas de estos animales, maximizar la supervivencia tras su liberación y proteger sus hábitats, especialmente los manglares.

Comentarios