lunes 10/8/20
ANDER MIRAMBELL

"Prefiero que se salve una vida a que se dé una beca"

El deportista presenta su libro 'Rompiendo el Hielo' donde narra la lucha y las aventuras que ha vivido hasta convertirse en el primer piloto español de skeleton

Ander Mirambell
Ander Mirambell

Perico confeso, Ander Mirambel pasó de jugar al fútbol en el club de sus amores a practicar atletismo y más tarde skeleton. Con su tabla y su casco intenta romper moldes y ser un elemento de inspiración para todos aquellos que luchan por un sueño. Dice que escribe el libro" porque el deporte no sólo vive de medallas también vive de aventuras" y cómo homenaje a su amigo Jorge, compañero de atletismo y que le enseño a vivir intensamente la vida.

¿Qué tiene el skeleton para que se enganchase desde el primer minuto?

El skeleton tiene una parte muy importante que es la velocidad. La velocidad como piloto y esa parte de adrenalina y de pilotaje que siempre veía en la Fórmula 1 y que me encantaba cuando iba a esquiar. Pero sobre todo, tiene la parte de fuerza y velocidad en el empuje y que compagina con el deporte que hacía, me encantaba la velocidad del atletismo. Todo ello con el pilotaje,  era un deporte que lo tenía todo para enamorarme.

¿Qué significa para ti se pionero en este deporte en España?

Aun no lo veo así, yo creo que hay mucha más gente, igual cuando me retire lo veo así. Pero a título personal es algo que me hace mucha ilusión. Sobre todo porque abres un camino y la gente que viene por detrás lo aprovecha. Si lo vemos desde ese punto de vista, si que lo veo como pionero porque abrir un deporte en España y que haya gente que lo pueda practicar es una de las cosas más bonitas que he sacado en estos años.

En sus primeros Juegos en Vancouver fuiste 24º, en Sochi quedó 26º ¿Cómo valora esa posición?

La de Sochi no muy buena. Esperaba estar más cerca del Top 20. Arriesgamos mucho pero es parte del deporte. El pilotaje con los pies no era muy bueno hay que mejorarlo.

"Me fui con una maleta de ilusión a Sochi y me vuelvo con tres"

Hay cosas muy positivas. Me fui con una maleta de ilusión y me vuelvo con tres, porque creo que hay tantas cosas que se pueden mejorar que podemos hacerlo mucho mejor.

Hace poco ha nacido el proyecto ‘patrocina un deportista’ Para que las PYMES apoyen a deportistas olímpicos. ¿Tan complicada está la situación en las federaciones?

Sí, yo creo que el deporte español tiene que evolucionar. Hay que tirar menos del dinero público y más del dinero privado. Creo que ese trabajo se verá en los próximos años. Hay diferentes proyectos que están arrancando como la Ley de mecenazgo que ayudarán a que no se dependa tanto del dinero público. La situación es la que es y yo prefiero que se salve una vida a que se de una beca, pero hay que buscar fórmulas para que las empresas privadas puedan ayudar a los deportistas, empezando por Hacienda. Hay que buscar ideas dónde la empresa privada  apueste por el deportista porque tenga un beneficio fiscal y le gusten los valores del deportista. El deportista también tiene que evolucionar y prepararse para una nueva filosofía que no sea solo llevar la pegatina.

¿Cómo es su día a día de entrenamiento?

Un día a día de entrenamiento es duro, normalmente en verano entreno dos veces al día mas la preparación física. También le dedico tiempo a la visualización y la preparación mental que muy es muy importante. También tengo que encajar en ese puzzle de entrenamiento el trabajo que tenga a nivel profesional.

En la competición se tira a más de 100km/h ¿Qué siente a esa velocidad?

Sentir poco porque va todo tan rápido que estás más pendiente de lo que te transmite el trineo y el hielo y estoy muy concentrado. Cuando sales si dices, ¡vaya bajada!.

¿Hay cantera de skeleton?

Si yo creo que si. Hay gente que está yendo a la escuela de pilotos. Cada vez hay más gente que lo práctica. Espero que el libro sea una ayuda  para que la gente quiera practicarlo. Eso me ilusiona porque demuestra que todo el trabajo que hice y todas las penurias que tuve que pasar quizá no las tengan que pasar ellos.

Tiene una frase que es “si está permitido caerse, es obligatorio levantarse”. ¿Qué significa para usted?

Es mi lema. Cuando he intentado ir a los Juegos Olímpicos, me he caído muchas veces, he estado en callejones sin salida y en vez de venirme a casa, lucho e intento salir de esa situación. Es el lema que va tatuado en mi corazón.

Es licenciado en Ciencias de la Actividad física y el Deporte y tiene un Master en Gestión y Dirección de Instalaciones Deportivas. Se cubre las espaldas para cuando deje el deporte.

Sí, yo creo que es importante formarse dentro y fuera del circuito.

"Creo que es importante formarse dentro y fuera del circuito"

Hay que estar con los pies en el suelo y ser una persona más de la sociedad. El saber no ocupa lugar y me ayuda a formarme como deportista.

Los que le describen dicen que es apasionado, luchador, trabajador… Está de acuerdo con ellos?

Lo acepto. Sobre todo Trabajador, luchador es lo que más me definen. Puedo ser mejor o peor pero por ilusión, trabajo, lucha,  no voy a abandonar.

¿Cuáles son sus próximos objetivos?

Acabar de recuperar la mandíbula y estar a tope para la pretemporada después de la Semana Santa. Entrenar como un animal y solucionar el tema profesional para tener algo de ingresos y trabajar duro para estar entre los 10 primeros en Corea del Sur.

¿Por qué debería la gente comprarse Rompiendo el Hielo?

Porque es un libro diferente, es un libro que hará llorar y reír y porque creo que es otra forma de conocer el mundo del deporte. El deporte no solo vive de medallas también vive de aventuras y este es un libro de aventuras.

Comentarios