miércoles 13.11.2019
Un momento idílico

La bonanza económica y deportiva del golf español

El buen rendimiento de Jon Rahm y Sergio García, entre otros, ha permitido subsanar una caída del 16% en el número de licencias deportivas en la última década. Los premios en el último campeonato de España se incrementaron un 70%

Sergio García posa con el trofeo que le acredita como campeón del Masters de Augusta.
Sergio García posa con el trofeo que le acredita como campeón del Masters de Augusta.

El último año ha confirmado al golf como uno de los deportes insignia en España. Pese a que la práctica profesional haya caído en la última década desde que se inició la crisis económica, la Federación Española de Golf atraviesa un momento óptimo como reflejó el incremento de premios de hasta un 70% en el último Campeonato Senior Masculino. Jon Rahm, actual número dos del mundo, y Sergio García, que conquistó el Masters de Augusta el pasado curso, son los dos grandes valedores para que de nuevo el golf tome impulso en nuestro país. 

Caída en las licencias deportivas

La época de bonanza económica y deportiva que atraviesa el Golf en España contrasta, y de que manera, con el número de licencias deportivas. Desde el arranque de la crisis económica en 2008 el número de inscritos profesionales ha caído en un 16%. O lo que es lo mismo, en más de 35.000 personas. No obstante, el golf se mantiene como cuarta disciplina más potente sólo por detrás del fútbol, la caza y el baloncesto. Además, es uno de los deportes con mejor correlación entre hombres y mujeres.

Estos datos a la baja no han supuesto ningún tipo de pérdida para el golf español. Es más, la Federación Española atraviesa una época de bonanza económica, como quedó patente en el Campeonato de España celebrado en Alicante, más concretamente en el Alenda Golf. Los premios se vieron incrementados en un 70% en la categoría Senior Masculino, pasando de 35.000 a 60.000 euros, un incremento descomunal que refleja el buen estado de un deporte en el que nuestros deportistas han empezado a acaparar los focos. 

Deportistas en alza

Este último año ha sido el mejor reflejo de cómo deportivamente los españoles han dado un paso al frente en el gof. Tres españoles cerraron 2017 entre los veinte mejores del mundo. Jon Rahm, cerca de cumplir los veintitrés años, plasmó en el circuito profesional lo que dejó entrever cuando aún era Amateur. El pasado curso conquistó el Abierto de San Diego, evento del PGA Tour, y el Irish Open, del European Tour. Triunfos que le catapultaron hasta la quinta posición de la clasificación. Este año ya se ha apuntado el Career Builder Challenge y ahora mismo es el número dos del mundo. 

Qué decir de Sergio García, que el pasado curso, además de la Dubai Dessert Classic, dio un giro inesperado a la historia de este deporte en España tras conquistar el Masters de Augusta, una de las citas más célebres del circuito. Actualmente roza el 'Top Ten'. En el puesto 21 se ubica Rafael Cabrera, que el pasado año consiguió conquistar el AMM Scottish Open. Tres nombres de garantías y candidatos a todo en los diferentes eventos que tienen cabida en el calendario.

Semejantes éxitos merecían una ceremonia especial, que tuvo lugar a principios del mes de enero. La sede del Comité Olímpico Español fue el escenario de la Gala del Golf 2017, donde se homenajearon a los grandes triunfadores. Se entregaron hasta once Medallas de Oro al Mérito en Golf: Rafael Cabrera-Bello, Jaime Salaverri, Rafael Nebreda, Eduardo Bergé, Javier Benjumea y los seis ganadores del Campeonato de Europa Absoluto por Equipos 2017, Adriá Arnaus, Ángel Hidalgo, Javier Sainz, Manuel Elvira, Alejandro del Rey y Víctor Pastor.