sábado 28/11/20

México cesa en Chiapas a 99 policías por no pasar unas "pruebas de confianza"

Setenta y cinco policías, 22 jefes de grupo y dos comandantes del sureño estado de Chiapas fueron destituidos por no superar exámenes sicológicos, de toxicología y del polígrafo (detector de mentiras), informaron hoy fuentes oficiales. El gobierno de Chiapas detalló en un comunicado que las "pruebas de confianza" fueron aplicadas a 735 agentes de la Policía Ministerial entre septiembre y noviembre pasados como parte de un acuerdo llamado "por un Chiapas más seguro" para contar con agentes debidamente certificados y confiables.

Los 75 agentes, 22 jefes de grupo y dos comandantes de la Policía Ministerial de Chiapas fueron dados de baja porque "no pasaron las pruebas psicológicas, toxicológicas, de dopaje y la prueba del polígrafo", señaló la fuente.

Además, dijo que "dentro de los próximos días se dará de baja a otros 41 elementos policiacos que se encuentran en circunstancias similares".

El Ministerio de Justicia de Chiapas aseguró que con estas medidas se conforma "una nueva policía de investigación moderna, honesta, preparada, bien remunerada, con carrera policial y beneficios sociales que será denominada Buró Ministerial de Investigación, cuyos integrantes han pasado positivamente el examen de confianza".

Las autoridades de México, inmerso en una ola de violencia atribuida al crimen organizado, impulsan una limpia en sus policías municipales, estatales y federales después de que varios diagnósticos señalaran que muchos agentes y altos mandos se han corrompido y trabajan para los carteles de las drogas.

Esta operación, que a nivel federal lo realiza la Fiscalía General, ha alcanzado a Noé Ramírez Mandujano, quien fue el zar antidrogas durante los primeros 20 meses del gobierno del presidente Felipe Calderón, quien asumió el 1 de diciembre del 2006.

Ramírez Mandujano está acusado de haber recibido mensualmente casi medio millón de dólares de capos del narcotráfico a cambio de información.