martes 19/1/21
PRIMER PRESIDENTE DE LA DEMOCRACIA

Adolfo Suárez, el presidente que olvidó que lo fue

Fue elegido por el Rey Juan Carlos candidato ideal para gobernar el país por ser "el perfecto desconocido". Hoy es un grande de España

Adolfo Suárez. | GTRES
Adolfo Suárez. | GTRES

Fue el primer presidente de la democracia en España. Nacido el 25 de septiembre de 1932 en Cebredos, Ávila, Adolfo Suárez González subió al poder con 44 años. El Rey Don Juan Carlos le concedió el ducado de Suárez por sus servicios al país y además es caballero de la Orden del Toisón de Oro.

Suárez fue el primer inquilino del Palacio de La Moncloa. A su llegada hizo cubrir el patio hasta la altura de una planta para poder recibir a las visitas de Estado en condiciones de alojar también traductores y servicios de seguridad. Entre los detalles de su paso por Palacio, mandó construir una pista de tenis, arreglar la piscina y dotar la residencia de más teléfonos. Fueron sus hijos los que redescubrieron las ruinas subterráneas de las cocinas del antiguo palacio de los Duques de Alba.

Licenciado en Leyes por la Universidad de Salamanca, se doctoró posteriormente en Derecho en la Universidad Complutense de Madrid. A pesar de ser el primer presidente de la democracia española, Suárez comenzó formando parte de las estructuras del régimen franquista dónde entró con 26 años de la mano de Fernando Herrero Tejedor, falangista y vinculado al Opus Dei.

Biografía política

- 1958. Entra a formar parte de la ‘Secretaría General del Movimiento’.

- 1961. Asciende a Jefe del Gabinete Técnico del Vicesecretario General.

- 1967. Procurador en Cortes por Ávila.

- 1968. Gobernador civil de Segovia.

- 1969. Director General de Radio Televisión Española. Cargo en el que permaneció hasta 1973.

- 1975. Vicesecretario General del Movimiento.

Suárez, un desconocido para el pueblo español

Suárez entró el 11 de diciembre de 1975 en el primer gabinete de Arias Navarro que se formó tras la muerte de Franco. Allí fue nombrado Ministro Secretario General del Movimiento. Llegó a la Presidencia de España, en parte, gracias al apoyo de la Corona, y en parte por la buena acogida de sus políticas reformistas.

Fue en julio de 1976 cuando el rey Juan Carlos I le encargó la formación del segundo gobierno de su reinado y el desmontaje de las estructuras franquistas. Suárez fue capaz de aglutinar a un grupo de políticos de su generación que habían llegado a las convicciones democráticas por diversos caminos. Pudo reunir no sólo a falangistas "conversos" como él, también a socialdemócratas, liberales o democristianos.

Entre todos consiguieron desarbolar el régimen franquista con el apoyo del PSOE y el Partido Comunista.  Santiago Carrillo denominó a Suárez como un "anticomunista inteligente".

Elecciones generales libres

El 15 de junio de 1977 se celebraron por primera vez en España desde 1936 las elecciones generales libres. Adolfo Suárez se alzaba como vencedor de las mismas, al frente de un conglomerado de formaciones de centroderecha con el partido UCD (Unión de Centro Democrático). Un año y medio después, el 6 de diciembre de 1978, Las Cortes aprobaban ron la Constitución española. Sólo seis meses después se volvían a celebrar elecciones y Suárez ganaba por segunda vez aunque el PSOE ya se había quedado con varios ayuntamientos.

La falta de sintonía con el Rey Juan Carlos y las tensiones crecientes en su propio partido le llevaron a dimitir el 29 de enero de 1981 y éste fue su mensaje: "Yo no quiero que el sistema democrático de convivencia sea, una vez más, un paréntesis en la Historia de España".

Después de su dimisión creó el partido Centro Democrático y Social (CDS) con el que se presentó a las elecciones del 28 de octubre de 1982. Salió elegido diputado por Madrid. Dimitió en 1991 como Presidente del CDS tras los malos resultados electorales y dejó la política.

El presidente que olvidó que lo fue

Su esposa, Amparo Illana Elórtegui y como su hija mayor, Marian Suárez Illana, fallecieron de de cáncer en 2001 y 2004. Otra de las hijas de Suárez, Sonsoles Suárez, presentadora de televisión, también ha sufrido cáncer.

Su hijo, Adolfo Suárez Illana, fue candidato en 2003 a la presidente de Castilla-La Mancha por el PP. Hizo su última aparición pública en Albacete y desde entonces no ha vuelto a aparecer públicamente debido a su estado de salud. Fue éste quién en una entrevista en 2005 contó que su padre padecía Alzheimer. Ni siquiera recordaba haber sido Presidente del Gobierno y no reconocía a nadie.

El discurso de Antonio Machado

En un discurso sobre la Ley de Asociaciones Políticas ante Las Cortes antes de su elección el 9 de junio de 1976, citó unos versos de Antonio Machado:

"Está el hoy abierto al mañana

mañana al infinito

Hombres de España:

Ni el pasado ha muerto

Ni están el mañana ni el ayer escritos".

Comentarios