miércoles 22.01.2020
Nueva prueba Adictos a la gasolina

Probamos el Audi TTS

No es la primera vez que probamos el Audi TTS, hace unos meses tuvimos la versión cabrio, pero si es la primera vez que iremos a circuito con él. Este coche se ha convertido en un icono para la marca con una evolución muy clara hacia la agresividad y eso lo ha conseguido, es verdaderamente bonito, agresivo y en definitiva un digno hermano del R8.

prueba audi tts adictos a la gasolina
prueba audi tts adictos a la gasolina

Deportividad con clase

El Audi TTS era hasta hace poco el más potente de la gama pero Audi ha presentado el TT RS con 400cv y mucho más agresivo. Espero pronto tener la suerte de tenerlo entre mis manos, aunque el TTS no se queda corto y para la gran mayoría será más que suficiente. Hereda el motor del S3 con 310cv y con un interior minimalista que tanto nos gustó en el cabrio.

Esta versión sea probablemente la opción más equilibrada y recomendable del TT. Las versiones normales de este deportivo pueden pecar de falta de deportividad en su parte exterior, la versión RS quizá sea muy radical para un uso cotidiano y la versión S sea la perfecta en equilibrio. Por norma general, las versiones intermedias son la clave del éxito aunque personalmente, me decantaría por el cinco cilindros y 400cv.

Exteriormente, esta versión se distingue del resto por llevar unos nuevos paragolpes y una parrilla central con unos cromados que albergan unas grandes tomas de refrigeración en la parte delantera. Las llantas también específicas de de 18” pero nuestra unidad equipaba el mismo modelo pero en 20” y su aspecto es magnífico. En la zaga es donde más podemos apreciar los cambios, un nuevo difusor nos da la bienvenida para albergar cuatro salidas de escape que junto al cambio S-Tronic nos darán un petardeo inconfundible. Para acabar, los retrovisores vienen en color plateado, un toque clásico de las versiones deportivas de Audi.

audi-tts-adictos-a-la-gasolina-04

El Audi TTS monta una suspensión más dura para evitar ciertos balanceos y así mejorar su conducción deportiva, pero eso penalizará su confort en viajes y en ciudad. Realmente no resulta incómodo de suspensión y los espectaculares asientos tipo backet con una costura a rombos ayudan mucho, son perfectos en agarre (se infla la parte dorsal para recogerte la espalda) y en mullido.

Su parte interior es espectacular, podemos decir que este Audi TTS es un mini R8, no tiene pantalla central y lo controlamos todo con el Virtual Cockpit que tanto me gusta. Su gran pantalla incrustada en el cuadro de mandos nos muestra todo lo necesario. Esta pantalla la controlamos desde el volante o desde los mandos situados detrás de la palanca de cambios. En ella podremos conectar nuestro Smartphone y reproducir música en streaming, ver el navegador, controlar el Audi Drivre Select, la cámara de marcha atrás entre otras. Y si queremos disfrutar de conducir, ponemos el modo Dynamic y el cuentarevoluciones se pondrá en grande, al subir de revoluciones irá cambiando de color y en sonido y empuje nos embriagará por dentro.

audi-tts-adictos-a-la-gasolina-03

Como detalle, me encanta el diseño del climatizador, las salidas de aire tienen una pequeña pantalla dentro que nos indica la temperatura y por donde queremos que salga el aire. También tiene calefacción en los asientos, faros Matrix LED, equipo de audio Bang&Olufsen, pone box, control de crucero, sistema Keyless entre otros.

Un motor picante

Como decíamos antes, el Audi TTS monta el bloque 2.0 TFSI con 310cv y 380 Nm par disponibles entre las 1.800 y las 5.700 revoluciones. Con estas cifras, el TTS se lanza de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y una velocidad limitada a 250 km/h. Homologa un consumo medio de 6,9 litros a los 100 km, durante nuestra prueba no ha bajado de los 7,5 litros en conducción normal y en circuito se disparó hasta los 18 litros.

audi-tts-adictos-a-la-gasolina-07

Este motor va asociado a una caja de cambios S-Tronic de seis velocidades y tracción Quattro, realmente me resulto raro que no optará por siete velocidades en lugar de seis. Toca la hora de salir a pista, nos encontramos en el circuito de Barcelona Catalunya y después de repasar todo esto, solo tenemos ganas de dar gas.

Estamos a final de boxes, desconectamos todos los controles y nos preparamos para hacer el launch control. Apretamos freno y salimos como un rayo, el empuje es muy bueno y me encanta el petardeo al cambiar de marcha. Con los neumáticos fríos y a 160 km/h en la curva Repsol perdemos el control por completo, sin aviso, tuve mucha suerte y el coche se frenó antes de llegar al muro. Decidimos tomar un poco de calma y dar una vuela más tranquilos para volver a darle fuerte.

Ahora sí, el coche va como una tabla pegada al suelo, se comporta muy bien, eso sí a veces tenemos un poco de subviraje en la entrada y a la salida al dar gas perdemos ligeramente la trasera, pero nos será fácil su control. Las vueltas pasan rápidas y cada vez apretamos más los límites, la verdad es que me estoy divirtiendo como aquellos días con el RS3 y en este mismo sitio. La suspensión y dirección se muestran precisas, dignas de una versión S de Audi.

audi-tts-adictos-a-la-gasolina-01

Para poner alguna contra, notamos un pequeño lag en el acelerador, no es nada molesto al igual que el cambio que podría ser un poco más rápido cuando vamos con las levas. Repito, son detalles que no me harán cambiar mi opinión, ni mi sonrisa con este TTS.

Llegamos al box, pensando en estos días que llevo con él y las vueltas que hemos dado. Seguramente no sea el mejor en habitabilidad, cuesta un poco salir del coche debido a su altura al suelo y las plazas trasera son realmente pequeñas y con muy poca altura al techo. Cuenta poner algún pero más a este coche, el Audi TTS llama la atención a su paso, va muy bien por las curvas, te da seguridad, consume relativamente poco y es un gran heredero del R8.

audi-tts-adictos-a-la-gasolina-09

Conclusiones

El Audi TT lleva un tiempo con nosotros y su evolución ha sido como el vino, mejora con los años. La versión TTS con sus 310cv nos deja un gran sabor de boca, un deportivo al uso, pequeño, bonito, manejable, potente y diferente. Su precio arranca desde los 61.070€ que puede parecer un poco prohibitivo porque por un poco menos encontramos el RS3 aunque con otro concepto y barato si lo comparamos con el R8. Audi ha puesto toda la carne en el asador con esta nueva generación y eso se nota. Me ha encantado este todo en todos sus aspectos, ahora toca esperar con ganas la versión RS.

Galeria.

audi-tts-adictos-a-la-gasolinaaudi-tts-adictos-a-la-gasolina-01audi-tts-adictos-a-la-gasolina-02audi-tts-adictos-a-la-gasolina-03audi-tts-adictos-a-la-gasolina-04audi-tts-adictos-a-la-gasolina-05audi-tts-adictos-a-la-gasolina-06audi-tts-adictos-a-la-gasolina-07audi-tts-adictos-a-la-gasolina-08audi-tts-adictos-a-la-gasolina-09audi-tts-adictos-a-la-gasolina-10audi-tts-adictos-a-la-gasolina-11audi-tts-adictos-a-la-gasolina-12audi-tts-adictos-a-la-gasolina-13audi-tts-adictos-a-la-gasolina-14audi-tts-adictos-a-la-gasolina-15audi-tts-adictos-a-la-gasolina-16audi-tts-adictos-a-la-gasolina-17

Comentarios