domingo 27/9/20
Futuro incierto

Alonso ya sabe que McLaren-Honda no ganará el Mundial en 2018

El discurso de Brown ha cambiado en cuestión de días. El jefe de filas considera "muy difícil pelear por el campeonato" el próximo curso

Fernando Alonso.
Fernando Alonso.

Lleva menos de un año como jefe de filas, pero ya ha mostrado una línea similar a la que ejerció Ron Dennis en su última etapa con la alianza entre McLaren y Honda. Brown dejó clara las claves de futuro: pelear por el Mundial y encontrar un nuevo patrocinador principal de cara a 2018. Sin embargo, el transcurso del tiempo, ha dejado sus intenciones en eso, meros propósitos. La escudería deambula en la mitad baja de la parrilla, y a corto plazo no parecen existir soluciones. La situación es tan insostenible, que respecto al tema de la continuidad de Fernando Alonso ha pronunciado dos discursos muy diferentes en apenas cinco días.

Tras la disputa de las 500 millas de Indianápolis, Brown comentó que existían probabilidades de que el español renunciara el próximo curso a la cita estadounidense para competir por el Mundial en el Gran Premio de Mónaco. En cambio, en la tarde de este miércoles, ha lanzado un mensaje pesimista en una entrevista concedida a ESPN: “Es muy difícil pensar que el año que viene vamos a pelear por el Mundial”. El objetivo es “dar un gran paso adelante”. “Tenemos aún un poco de tiempo antes del parón veraniego. Vamos a ver cómo transcurren los próximos meses”, ha mencionado Brown.

Sin embargo, a estas alturas de la temporada, ni siquiera saben que dirección tomar para subsanar los inconvenientes. “Tenemos problemas importantes en la parte trasera del coche. 2018 no está tan lejos, así que vamos a tener que evaluar cómo llegar a las primeras posiciones. Todavía no sé como lo vamos a hacer, pero estamos en ello”, ha explicado el jefe de la escudería. Los sucesivos abandonos (Alonso solo ha terminado una carrera esta temporada) por culpa de la escasa fiabilidad no ayudan a obtener información de un monoplaza que ha dado un paso atrás respecto al pasado Mundial.

Los altos mandos de McLaren culpan al trabajo de Honda, que no se ha sabido adaptar a la Fórmula 1. La eliminación de los tokens les permitirá rectificar, pero por el momento es inferior al resto de unidades de potencia (Ferrari, Mercedes y Renault). La única esperanza de los nipones es que Liberty Media lleve a cabo una normativa que no permita una distancia tan abismal como la que impera en la actualidad. Mientras, que McLaren cambie de proveedor se antoja realmente complicado. El contrato entre ambas partes aún permanece vigente y su ruptura dejaría un vació económico difícil de subsanar para los británicos.

Un dinero más que necesario tras la fuga de muchos patrocinadores y la presencia de Fernando Alonso en la escudería, el único baluarte de un equipo que ha perdido protagonismo. Precisamente el español también ha sido objeto de debate. “No sé como convencer a Fernando”, ha comentado Brown, que desde que llegó ha tratado de hacer todo lo posible para que el español permanezca en el equipo. “Se convencerá el mismo si ve que el ambiente es el que quiere para competir. Creo que lo suyo es dejar que Alonso y el equipo hablen y ver cómo estamos en la segunda mitad de año”, ha zanjado.

El español decidirá en el mes de agosto dónde afronta su última etapa en la Fórmula 1. Hace escasos días ha dejado patente que su meta inminente es conquistar su tercer Mundial. Las palabras de Brown dejan claro que si pretende hacerlo con McLaren deberá tener paciencia. A sus 35 años, la dificultad de hallar una salida viable con Hamilton y Vettel cómodos en sus asientos es un importante impedimento. No obstante, el español confía en que tiene vías abiertas para cambiar de aires. El futuro resolverá las incógnitas. 

Comentarios