miércoles 28/7/21
TRAS LA POLéMICA DE LOS MENSAJES VEJATORIOS A UN ALUMNO

Educación aparta a la directora del colegio de Casarrubuelos

El asunto se trasladará a la Fiscalía de Menores porque se podría haber vulnerado los derechos de los menores

La Consejería de Educación, Juventud y Deportes de la Comunidad de Madrid suspenderá cautelarmente de sus funciones a la directora del colegio público Tomé y Orgaz, en Casarrubuelos, tras la polémica del envío de supuestos mensajes a través de whatsapp entre profesores con contenido vejatorio hacia alumnos del propio centro.

Fuentes del departamento que dirige Lucía Figar han señalado a Europa Press que la Inspección Educativa de la Dirección General del Área Territorial Sur ha propuesto abrir expediente disciplinario a seis maestros de los once profesores participantes en dichas conversaciones además de la suspensión cautelar de sus funciones y correspondiente expediente disciplinaria a la directora.

El informe también propone, "considerando que alguna de las manifestaciones pudieran haber vulnerado los derechos de los menores citados en las conversaciones publicadas", su traslado "a la Fiscalía de Menores para su conocimiento y valoración".

El informe considera que la directora del centro y también administradora del grupo de conversaciones "en ningún caso debió permitir que se vertieran ese tipo de comentarios por los miembros del grupo" que podrían considerarse "vejatorios, denigrantes e improcedentes del personal docente a su cargo".

Según el mismo informe, estos hechos "podrían considerarse como una vulneración" de la ley 7/2007 del Estatuto Básico del Empleado Público y el Real Decreto 33/1986 del Régimen disciplinario de los funcionarios de la Administración del Estado.

El informe de la inspección educativa ha propuesto también la apertura de expedientes disciplinarios para 5 profesores del grupo de conversaciones por los "comentarios vertidos", y a la jefa de estudios del centro del mismo grupo porque "en ningún caso debió permitir" dichos comentarios que podrían "considerar vejatorios, denigrantes e improcedentes" por parte del personal docente.

El documento de las inspección también considera en estos casos que podrían ser "constitutivos de una vulneración" de la ley 7/2007 del Estatuto Básico del Empleado Público y el Real Decreto 33/1986 del Régimen Disciplinario de los funcionarios de la Administración del Estado. Tres de estos cinco profesores para los que se propone expediente disciplinario no se encuentran actualmente en el colegio Tomé y Orgaz impartiendo clase.

La inspección recoge además en su informe que "considera conveniente una reconvención" a otros cuatro profesores del mismo grupo de conversaciones a cargo del director del Area Territorial, de cuyas "intervenciones en las conversaciones publicadas no se desprenden comentarios, en principio, que pudieran ser punibles". La Consejería de Educación ha asumido las propuestas de este informe de la inspección educativa para proceder inmediatamente a la apertura de todos los expendientes disciplinarios y la suspensión cautelar de funciones para la directora del centro.

Polémica con el whatssap

El alcalde de Casarrubuelos, Juan José Huélamo, presentó el pasado sábado una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Griñón después de conocer que, supuestamente, profesores del colegio público de la localidad que dirige habrían escrito mensajes con contenido vejatorio sobre algunos de sus alumnos. Inspectores de la Consejería de Educación han estado investigando esta semana los presuntos mensajes vejatorios, tomando declaración a todos los profesores y al equipo directivo supuestamente implicado en la redacción de estos mensajes vejatorios.

La polémica surgió el viernes pasado cuando de madrugada aparecieron unos panfletos en los buzones de una parte del pueblo que recogían unos mensajes privados que un grupo de docentes se habría intercambiado a través del teléfono móvil. Al parecer, en ellos se proferían insultos contra los alumnos y padres y madres y alumnos del centro público

Comentarios