Miércoles 12.12.2018
compra online

La influencia de Internet en el auge de la segunda mano

Ropa de segunda, electrodomésticos, máquinas deportivas, elementos de informática y tantos otros artículos son adquiribles fácilmente, visualizándose de manera cómoda no solo la información de los mismos, sino también las fotografías que los vendedores realizan con su propio teléfono móvil utilizando la misma aplicación en la que será publicado el anuncio en cuestión

Segundamano
Segundamano

Basta con consultar las estadísticas de transacciones que se producen en el mercado de ocasión para darse cuenta de que la cifra año tras año se ha ido incrementando, precisamente a raíz de que Internet empezó a ofrecer muchas posibilidades no solo a los compradores, sino también a los vendedores. Anteriormente ambos se veían obligados a recurrir a los anuncios locales, los cuales consultaban en publicaciones físicas. Sin embargo, el mercado de segunda mano ha evolucionado considerablemente con el paso del tiempo gracias sobre todo a la red de redes, pudiendo adquirir y vender con un par de clics productos de todos los tipos, incluyendo artículos de considerable volumen y peso como los ordenadores de sobremesa, amén de elementos frágiles como las figuras de cristal.

A principios del nuevo milenio en la red ya se daban cita multitud de anuncios en los que se ofrecían productos de segunda mano, pero los mismos no contaban con demasiado éxito. Ello es comprensible teniendo en cuenta que, por aquel entonces, los internautas todavía no se mostraban seguros a la hora de llevar a cabo transacciones en entornos online, incluso si el trato posteriormente se efectuaba en persona debido a la desconfianza de quedar físicamente con un individuo conocido en la red de redes.

Afortunadamente dicha inseguridad acabó pasando a la historia y, aunque algunos usuarios a día de hoy siguen mostrándose reticentes a comprar y/o vender a través de Internet, esta acción se encuentra mucho más normalizada en la sociedad. Sin ningún tipo de duda el incremento de confianza ha venido dado en gran parte por los sistemas de votos positivos o negativos que implementaron diversas plataformas y que, a día de hoy, son imprescindibles.

Y no es para menos, puesto que echándole un vistazo al porcentaje de tratos finalizados correctamente un usuario puede cerciorarse de que un vendedor es totalmente fiable, procediendo a efectuar la compra de segundamano sin miedo alguno. El portal eBay fue el causante de la popularización de dichos sistemas de puntuación, aunque también dio pie a otro aspecto clave que ha colaborado positivamente en el auge del mercado de ocasión.

Se trata de la implementación de PayPal, un método de pago que aporta a compradores y vendedores la tranquilidad y seguridad que tanto necesitan. Tanto es así que cada vez son más numerosos los individuos que, tras publicar un anuncio en la red, indican claramente que aceptan el citado sistema para recibir la correspondiente suma de dinero.

Indiscutiblemente la existencia de este tipo de métodos de pago que son sinónimos de seguridad ha derivado en un incremento de la cifra de transacciones, las cuales ya no obligan a proporcionar datos sensibles como el número de cuenta bancaria. Basta con indicar una dirección de e-mail para que el vendedor reciba instantáneamente el pago y, posteriormente, proceda a efectuar el envío con tal de que el comprador lo reciba cómodamente en su domicilio.

Todo comenzó a cambiar de nuevo sobre el año 2011. Por aquel entonces prácticamente todas las conexiones a Internet que tenían lugar se producían por medio de ordenadores tanto de sobremesa como portátiles. Sin embargo, a raíz de la proliferación de los smartphones muchos españoles e individuos de todo el mundo comenzaron a gozar de la red en la palma de su respectiva mano con todo lo que ello acarreaba.

A día de hoy son millones los usuarios que, diariamente, acceden a contenidos online con teléfonos móviles inteligentes y tablets. Ello guarda relación directa con el mercado de segundamno que ha sufrido otro gran boom gracias a la existencia de ciertas aplicaciones. Y no es para menos, puesto que ahora los vendedores lo tienen más fácil que nunca para publicar anuncios al mismo tiempo en que los compradores tienen al alcance de un toque de dedo un catálogo infinito de productos.

Ropa de segunda, electrodomésticos, máquinas deportivas, elementos de informática y tantos otros artículos son adquiribles fácilmente, visualizándose de manera cómoda no solo la información de los mismos, sino también las fotografías que los vendedores realizan con su propio teléfono móvil utilizando la misma aplicación en la que será publicado el anuncio en cuestión.

Internet también ha influido de otra manera muy positiva en el incremento de actividad por parte de la segunda mano: unos precios verdaderamente ajustados que vienen dados por la competencia. Antiguamente los vendedores actuaban a nivel local, pero en los tiempos actuales se ven obligados a ofertar precios más baratos debido a que los compradores no solo consultan anuncios de su zona, sino también de otras provincias de España valorando que el coste del envío puede merecer la pena si encuentran un buen chollo.

Es por todo ello que los expertos afirman que la red de redes ha influido enormemente en el auge de los productos de ocasión, superándose cada año el récord anterior en lo que a compras y ventas de segunda mano se refiere.

Comentarios