sábado 21.09.2019

Rosneft, la nueva carta que maneja EE UU para cortar el oxígeno al régimen de Maduro

Elliott Abrams, representante Especial para Venezuela del Departamento de Estado de Estados Unidos, reveló que está sobre la mesa la posibilidad de sancionar a la petrolera rusa Rosneft
Rosneft, la nueva carta que maneja EE UU para cortar el oxígeno al régimen de Maduro

La petrolera Rosneft, el último tanque de oxígeno que mantiene con vida al régimen de Nicolás Maduro, podría ser extinguido por Estados Unidos en sintonía con la Unión Europea.

La operación tendría lugar por la vía de las sanciones. Estaría dirigida a cortar la principal fuente de ingresos del régimen de Maduro, las ventas petroleras al extranjero.

El plan requerirá de una maniobra delicada por parte de Washington y Bruselas. Implicaría añadir a Moscú en su lista negra de medidas restrictivas contra Venezuela.

«Sí, es posible sancionarla»

Elliott Abrams, representante Especial para Venezuela del Departamento de Estado de Estados Unidos, reveló que está sobre la mesa la posibilidad de sancionar a la paraestatal rusa Rosneft.

“Sí, es posible sancionarla, todavía no llegamos hasta ese punto (…), pero en algún momento tendremos que considerar la conducta de Rosneft y preguntarnos qué tipo de reacción tendremos ante ella”, aseguró.

Indicó que a lo largo del presente año se ha registrado un aumento de la dependencia de Petróleos de Venezuela del régimen de Moscú a través de la petrolera rusa. La alianza es de tal nivel que resulta esencial para extender la vida del gobierno populista.

Aseguró que una clara señal del alcance del pacto fue la decisión de mover la sede en el extranjero de la paraestatal venezolana de Lisboa a Moscú.

“Rosneft está ganando mucho dinero en Venezuela, porque compra grandes cantidades de crudo con gran descuento para después venderlo como productos renados, gasolina, queroseno, con un gran margen de ganancia. Realmente están exprimiendo a los venezolanos”, apuntó.

Además, adelantó: “Creo que la Unión Europea está a punto de imponer más sanciones a Venezuela”.

Estadísticas de Renitiv Eikon muestran que la petrolera rusa es desde julio el principal comprador de crudo venezolano.

Durante ese mes, se quedó con 40% de las exportaciones de Pdvsa. Para agosto, el porcentaje alcanzó 66%.

El papel de Rosneft como intermediaria permite que las empresas que operan con crudo venezolano no sean objeto de acciones legales por incumplimiento de las sanciones de Estados Unidos.

Comentarios