domingo 15.12.2019

Chile: Sebastián Piñera propone acuerdo para Nueva Constitución y plebiscitto ciudadano

El mensaje del presidente Sebastián Piñera se esperaba con con mucha expectativa, pero en su discurso se limitó a pedir a los chilenos la unidad en torno a tres grandes acuerdos nacionales: el Acuerdo por la Paz, el Acuerdo por la Justicia y el Acuerdo por la Nueva Constitución, con un plebiscito ratificatorio

Chile: Sebastián Piñera propone acuerdo para Nueva Constitución y plebiscitto ciudadano

Así mismo, anteriormente, el ministro del Interior de Chile, Gonzalo Blumel, comentó que el Gobierno iniciaría el camino para promulgar una nueva Constitución. Según él, un Congreso Constituyente recogerá “las demandas que se han hecho en las protestas”.

El Gobierno aún no ofreció detalles de cómo funcionaría este Congreso Constituyente. Sin embargo, Blumel aseguró que los acuerdos de este congreso deberán ser ratificados por la ciudadanía en un plebiscito.

En su mensaje, Piñera ratificó que no iba a haber impunidad para los que promovieron y ejecutaron violencia, esto dentro del Acuerdo por la Paz que propuso el mandatario.

Sin embargo, Chile sigue convulsa, ayer hubo una huelga general, además de multitudinarias manifestaciones en las calles del país. Fue un clamor popular por derechos básicos. Una población movilizada contra la desigualdad.

El llamado a la paralización fue altamente secundado, y en Santiago, donde vive la mitad de la población de Chile, las calles se llenaron de banderas y pancartas de diferentes sectores laborales y ciudadanos.

El paro nacional se dio en el contexto de las protestas que se registran en el país desde hace semanas contra un desigual modelo económico, que ya han dejado 20 muertos, seis de ellos ciudadanos extranjeros.

El incidente más grave se registró en Concepción, al sur de Santiago de Chile. Un incendio afectó la sede de la Gobernación, controlado finalmente por los bomberos.

El paro fue convocado por la Unidad Social, integrada por organizaciones sindicales, estudiantiles y sociales, después de más de tres semanas de protestas en Chile para exigir el fin de la desigualdad y del modelo neoliberal implantado en la dictadura de Pinochet (1973-1990).

Los reclamos de la huelga coinciden con la petición de una nueva Constitución. Aprobada en 1980 en un cuestionado referéndum y bajo el gobierno de Pinochet, la Constitución chilena es concebida como el origen de la gran desigualdad que afecta al país, ya que favoreció la privatización de sectores esenciales como la salud, la educación o las pensiones.

Tras la huelga Nacional, el peso chileno se desploma a mínimos históricos, llevando al valor de la divisa nacional hasta los 781 pesos por cada dólar, una caída histórica que motivó la intervención "verbal" del Banco Central.

El precio del dólar llegó a alcanzar los 800 pesos durante la jornada, unos registros que inquietan al Gobierno y que llevaron al Banco Central a comunicar que está monitoreando la situación y que tiene los instrumentos necesarios para intervenir.

La caída del peso también fue acompañada por una fuerte caída de la bolsa, cuyo principal índice, el IPSA, se desplomó durante la mañana al 3,6%, su segundo mayor desplome desde el inicio del estallido social en el país, que va ya por su cuarta semana

caida peso

Comentarios