Martes 21.08.2018
PESADILLA DE LOS MERENGUES

Cuando la Real Sociedad era un auténtico dolor de cabeza para el Real Madrid

La afición realista no olvida aquellos años en los que su equipo era todo un 'monstruo' para el madridismo. Los encuentros entre ambos equipos estaban marcados por la máxima tensión y emoción

Nihat y Darko Kovacevic, dos grandes pilares de la historia de la Real Sociedad.
Nihat y Darko Kovacevic, dos grandes pilares de la historia de la Real Sociedad.

La parroquia ‘txuri urdin’ añora aquellos tiempos en los que su querida Real Sociedad era un auténtico dolor de muelas para el Real Madrid. Los duelos ante los blancos estaban cargados de emoción, adrenalina y mucha, pero que mucha tensión desde el primer minuto de cada partido. En Anoeta recuerdan con mucho cariño aquella maravillosa temporada 2002/2003 en la que el conjunto donostiarra estuvo muy cerca de lograr el tercer título de Liga de su historia que, precisamente, se llevaría el cuadro de Concha Espina.

En esa campaña, la Real Sociedad, encabezada por los ídolos Darko Kovacevic, Nihat, Xabi Alonso y compañía, le complicó demasiado la vida al Real Madrid en lo que a la consecución del trofeo liguero se refiere. Los merengues finalizaron el campeonato en la primera posición con 78 puntos, mientras que los de San Sebastián acabaron en la segunda, con 76. El conjunto madridista, liderado por Vicente del Bosque y compuesto por grandes mitos del fútbol mundial como Iker Casillas, Roberto Carlos, Raúl, Ronaldo, etcétera, perdió el golaverage con la Real, su principal rival por el título.

En el Santiago Bernabéu el encuentro acabó 0-0 y en Anoeta los donostiarras dieron un baño a los blancos al derrotarles por un contundente 4-2 que hacía soñar en grande a la familia blanquiazul. La emoción se alargó hasta la última jornada en la que ambos equipos llegaban con opciones de proclamarse campeones. El Real Madrid, que dependía de sí mismo para levantar la vigésima novena Liga de su historia, venció por 3-1 al Athletic en casa, mientras que la Real goleó por 3-0 al Atlético en San Sebastián. A pesar de que la afición ‘txuri urdin’ se quedó con la miel en los labios, los suyos lograron el billete para la fase de grupos de la edición 03/04 de la máxima competición continental, la Champions League.

La pesadilla continúa y la desesperación se apodera del Bernabéu

Tras la electrizante Liga 2002/2003 en la que ambos conjuntos hicieron vibrar a toda España hasta la última jornada, los dos equipos sufrieron un bajonazo en la 2003/2004 para sorpresa de todos los amantes del deporte rey. El Real Madrid finalizó la temporada en la cuarta posición (su último peor registro en la competición doméstica) y tuvo que jugar la previa de la Champions en verano ante el Wisla Cracovia. La Real Sociedad, por su parte, acabó decimoquinta a tan solo cinco puntos del descenso.

El cuadro ‘txuri urdin’ siguió siendo una pesadilla para los blancos, dirigidos por aquel entonces por el técnico luso Carlos Queiroz. En el duelo de la primera vuelta, disputado en Anoeta, la Real se impuso al Real Madrid por 1-0 gracias al solitario tanto de centrocampista Valeri Karpin. En el del Bernabéu (última jornada), los donostiarras golearon por 1-4 gracias a un doblete de Xabi Prieto y a los goles de Kovacevic y De Paula. El tanto merengue, que supuso el 1-3, lo anotó Luis Figo antes del descanso.

De haber conseguido los tres puntos ante la Real, el Real Madrid hubiera acabado la Liga en la segunda posición y no tendría que haber disputado la fase previa de la Champions, ya que el Barcelona, su rival más directo que acabó segundo, perdió 2-1 ante el Zaragoza en La Romareda. El Deportivo, cuarto en la penúltima jornada, venció 0-1 al Racing de Santander en El Sardinero y adelantó a los blancos en la clasificación.

Semanas antes de la finalización del campeonato, el Real Madrid cayó derrotado ante el Zaragoza en el Olímpico de Montjuïc en la final de la Copa del Rey. A pesar de que han pasado muchos años de esos momentos gloriosos del cuadro vasco ante los blancos, ningún aficionado ‘txuri urdin’ olvida esos tiempos en los que la Real Sociedad fue la peor pesadilla de los merengues.

Comentarios