domingo 15.12.2019
Por la seguridad de los pequeños de la casa

Los autobuses de transporte escolar, a examen

Con motivo de la semana de la Seguridad en el Transporte Escolar damos a conocer cómo se lleva a cabo una inspección técnica a uno de los vehículos dedicados a realizar este servicios

Los autobuses de transporte escolar, a examen. | AECA-ITV
Los autobuses de transporte escolar, a examen. | AECA-ITV

Cada día de un curso escolar, 230.000 alumnos utilizan el autobús escolar para ir al colegio y regresar a casa. En 2016, los autobuses escolares se vieron implicados en 32 accidentes (20 en vías interurbanas y 12 en urbanas), en los que no falleció ninguna persona aunque 17 ocupantes resultaron heridos.

De esta manera, y tal y como muestran las cifras de siniestralidad vial, el autobús dedicado al transporte escolar es un medio de transporte seguro. Para que esto ocurra, los autobuses han de pasar la inspección técnica necesaria.

Los autobuses destinados al transporte escolar no superan los 16 años de antigüedad contados desde la matriculación del inicio correspondiente curso escolar. A partir de entonces, la ITV es anual si el autobús tiene menos de 5 años, momento en el que se realiza cada seis meses.

Conocido por los encargados del oficio como el 443, en referencia a la normativa reguladora de este tipo de transporte, ordenada por el Real Decreto 443/2001 del 27 de abril y sus posteriores modificaciones, es la norma por la cual los inspectores han de controlar este tipo de vehículos.

De primera mano, como explican a ECA-ITV, existe un primer control de carácter administrativo sobre las autorizaciones y documentos, así como los requisitos que ha de cumplir el conductor; el segundo de los controles sería de tipo técnico. 

Durante casi dos horas, conductor e inspector recorren el coche de arriba abajo durante las cuales identifican desde el distintivo de transporte de menores – colocado dentro del vehículo en la parte frontal y posterior del mismo – pasando por las puertas – delantera y trasera – el asiento del conductor y de los escolares, las ventanas, así como los cinturones de seguridad o que disponga de plazas para minusválidos.

Otros requisitos imprescindibles para que el autobús pase la ITV son que disponga de martillos rompe cristales, botiquín de primeros auxilios y extintores, tacógrafo y un limitador de velocidad.

Comentarios