martes 07.07.2020
España 3-0 España

'La Roja' pone colorada a toda Europa

Los de Del Bosque ganaron con tantos de Morata y Nolito, pero lo de menos fueron los goles y el resultado. España manda un mensaje intimidatorio a sus grandes rivales por el título gracias a un fútbol sublime. Destacó Iniesta nuevamente, pero todos los futbolistas estuvieron a un nivel de otro planeta. España está en octavos y solo necesita un empate ante Croacia para ser primera de grupo y evitar a Italia

Casillas disfrutó desde el banquillo.
Casillas disfrutó desde el banquillo.

La Eurocopa de Francia 2016 ya tiene un único y claro candidato al título final. España vuelve a ser más 'Roja' que nunca. El equipo recupera el 'tiki taka' de las grandes ocasiones, ese que le llevó a lo más alto y que es una bendita seña de identidad. Tampoco renuncia a la pasión que siempre le caracterizó. Este viernes aplastó a Turquía desde el primer momento porque no abusó del toque innecesario (tuvo un 60% de posesión de balón), sino que se empeñó en hacer poesía en cada jugada. Fútbol de combinación, pero sin perder de vista ni un instante la portería.

Por eso, Alemania, Francia, Italia, Inglaterra y Portugal tienen motivos para temblar. España ganó bien a la República Checa, pero hasta ahora no se había visto fútbol con mayúsculas en toda está Eurocopa. De hecho, el nivel del juego de los chicos de Del Bosque no solo sonroja a Turquía, también deja a la altura del betún al que mostró la campeona del mundo y todas las aspirantes.

Todo salió a pedir de boca para los españoles en este encuentro. Iniesta lució como siempre, pero también tuvo grandes escuderos en el centro del campo. Los laterales subieron incansablemente y los centrales no dejaron fisura alguna, hasta el punto de que De Gea fue un espectador más. Sin embargo, la gran noticia es que España ya tiene un delantero que los mete a pares y que Nolito también está en el área cuando hace falta. Arda Turan fue la cara negativa del encuentro. España solo tiene que empatar ante Croacia, que tiene muchas opciones de jugar sin Modric, para clasificarse como primera de grupo y esquivar a Italia.

Del Bosque apostó de inicio por el mismo once que en el partido de la República Checa. Sin embargo, en esta ocasión no hizo falta esperar hasta el minuto 87 para que llegara la euforia. Los futbolistas españoles entraron al campo enchufadísimos y rápidamente borraron a sus rivales del terreno de juego, a pesar de que Sergio Ramos vio la amarilla en el primer minuto.

Dominio desde el primer minuto

Morata tuvo la primera ocasión del partido con un disparo que Babacan despejó como pudo en la base del poste. Después, Balta envió al palo un buen centro de Jordi Alba y Piqué falló un cabezazo sencillo por picarla demasiado, antes de que se cumpliese el primer cuarto de hora de partido.

En cambio, España se tomó un respiro para volver a arremeter con más fuerza a la media hora de encuentro. Nolito lo intentó con un lanzamiento desde el pico del área que se marchó muy cerca de la escuadra turca. Sin embargo, en la siguiente jugada, el andaluz decidió centrar desde una zona muy similar y encontró la cabeza de Morada. El delantero se reivindicó con un cabezazo perfecto, ante el que nada pudo hacer Babacan.

Con ese tanto, España se soltó todavía más y en la siguiente jugada Nolito hizo el segundo. Cesc metió un pase que rebotó en un defensa y cayó como un globo en el área. El extremo del celta se trió al suelo para ponerla con el interior del pie en la cepa del poste. El '22' celebró el gol a lo grande con Casillas y España se gustó en los últimos minutos del primer acto, con un Andrés Iniesta que volvió a vestirse de mago en cada toque de balón.

Asimismo, la segunda parte empezó con un regate en globo a Iniesta que hizo que todo el continente se tuviera que volver a quitar el sombrero. Además, España firmó poco después una jugada de toque perfecta que culmino con un remate a placer de Morata para firmar el tercero. Jordi Alba estaba en fuera de juego en el momento del penúltimo pase de Iniesta, pero el colegiado del partido dio validez al gol.

A partir de ahí, Siva tuvo más oportunidades para hacer el cuarto, pero el partido bajó en intensidad cuando Del Bosque metió a Bruno en el campo para probar con el doble pivote. El centrocampista del Villarreal también lo intentó con un chut desde la frontal, pero Babacan se estiró bien para evitar el tanto. La afición turca la tomó con Arda Turan al final del partido, mientras que los españoles corearon su nombre y el de Piqué. Yilmaz y Sahan pudieron recortar diferencias, pero ninguno de los dos llegó a obligar a intervenir a De Gea.  

Comentarios