sábado 22.02.2020
Portugal 2-0 Gales

Cristiano todavía es el rey del Real Madrid

Portugal vuelve a la final de la Eurocopa doce años después, gracias un gol decisivo de su estrella, que desequilibró una contienda que hasta ese momento estaba muy igualada

Cristiano consoló a Bale durante el encuentro.
Cristiano consoló a Bale durante el encuentro.

El Portugal-Gales se convirtió en un Cristiano-Bale, tal y como las crónicas previas menos profundas anunciaban. El rey de Portugal luchaba frente al príncipe de Gales por la corona del Real Madrid y una vez más el '7' se llevó el premio. No obstante, el aspirante dio la talla y perdió en parte porque acudió a la batalla con un ejército muy mermado.

Cristiano estuvo acompañado por mejores soldados y solo tuvo que ejercer de capitán general para ordenar a los suyos. Dejó toques de calidad, pero se reservó durante varios minutos para dar el toque de gracia su rival. Por el contrario, Bale no pudo hacer eso porque se encontró el marcador cuesta arriba y en ese momento comprendió que tenía que bajar a las trincheras si quería obtener algún premio. El '11' distribuyó como pocas veces y fue el único que lo intentó con disparos lejanos muy peligrosos, cuando observó que ninguno de sus lugartenientes sanos iba a ser capaz de darle el balón en mejores condiciones.

Por decirlo de alguna manera, Bale jugó un encuentro mucho más completo que su jefe de filas en el Real Madrid, pero a veces un jugador con una única cualidad sobrenatural puede destacar mucho más que el más completo de los mortales. Y Cristiano puede estar mermado por la edad, pero todavía conserva un salto prodigioso que le ayudó a marcar con un cabezazo que en el fútbol actual solo él es capaz de cazar, por mucho que Bale también destaque en el juego aéreo. En cualquier caso, CR ganó en parte porque Portugal fue un equipo mucho más serio que en rondas anteriores, aunque frente a Francia o Alemania lo tendrá mucho más complicado para ganar sin proponer absolutamente nada durante muchas fases del juego.

Coleman y Santos tuvieron que apañárselas para suplir las bajas de Ramsey y Pepe de la mejor manera, pero en un primer momento fue Portugal la que más echó de menos a su central. Bruno Alves y José Fonte sufrían mucho con la velocidad de los atacantes galeses, aunque la primera parte destacó por la ausencia de oportunidades de verdadero peligro.

Bale destacó en la primera parte, Cristiano mató en la segunda

El juego tenía alternativas constantes, pero las llegadas escaseaban. Portugal intentó hacerse con el mando al comienzo, pero después Gales vio que no tenía motivos para cederle la iniciativa a su rival. Bale fue el mejor futbolista del primer acto, pero no consiguió hacer verdadero daño con ninguno de los dos disparos que intentó. Uno de ellos se le fue por encima de la portería y el otro fue a parar a las manos de Rui Patricio. Asimismo, Cristiano solo pudo rematar con un cabezazo muy forzado que también se marchó alto justo al borde del descanso.

Sin embargo, nada más reanudarse el encuentro apareció el '7' del Real Madrid para dar ventaja a su selección. Portugal sacó un córner en corto para que Guerreiro la pusiera en el área y una vez ahí Cristiano se marcó un salto marca de la casa para flotar en el aire. El testarazo fue perfecto y Hennessey no pudo hacer nada para evitar el tanto.

Además, justo después, cuando todavía Gales no había tenido tiempo para reponerse del palo, llegó Nani para marcar el segundo tanto. Cristiano aprovechó un balón suelto en el área para probar fortuna y el flamante fichaje del Valencia estuvo muy listo para desviar la dirección del lanzamiento y sorprender al portero.

Con este segundo golpe, Gales se quedó medio grogui y se convirtió en un equipo prácticamente inofensivo. De hecho, Cristiano estuvo muy cerca de sentenciar definitivamente el encuentro con una falta que pegó en la red por encima de la portería. Asimismo, Joao Mario cometió un fallo clamoroso al enviar el balón al limbo, tras un disparo terrorífico de Nani que Hennesssey despejó al centro del área.

Además, en los minutos posteriores Gales cayó poco a poco en la impotencia y el encuentro llegó a los últimos minutos, sin cambios a pesar de que Bale intentaba entrar en contacto con el balón en todas las zonas del campo. El '11' perdió un balón al borde de su propia área, pero Danilo no superó a Hennessey en el mano a mano, aunque el portero la atrapó con muchos apuros y en dos tiempos sobre la misma línea de gol.

Finalmente, Cristiano tuvo una ocasión clarísima en un mano a mano en el desbordó al portero, pero se quedó sin ángulo y envió el balón al lateral de la red. Bale lo intentó hasta la extenuación con sus misiles lejanos, pero en ningún momento la suerte le sonrió lo más mínimo. Murió de pie, aunque sabe que difícilmente volverá a tener otra oportunidad para llegar tan lejos con su selección.

loading...
Comentarios