Martes 17.07.2018
“Crimen de la Guardia Urbana”

Rosa Peral escribe a Estrella Digital: “¡Necesito ver a mis hijas!”

La agente imputada reitera su inocencia, y, en unas desgarradoras declaraciones a Estrella Digital, pide que le dejen ver a sus hijas de 7 y 5 años

Rosa Peral: “¡Necesito ver a mis hijas!”.
Rosa Peral: “¡Necesito ver a mis hijas!”.

Rosa Peral, la agente de la guardia urbana recluida en prisión preventiva como presunta coautora de la muerte de su novio Pedro Rodríguez, clama su derecho a poder verse con su hijas, Emma de 7 años y Lucía de 5 con quienes no tiene contacto y a quienes no ve desde hace 14 meses, cuando fue detenida y encarcelada junto con el que fuera su amante, el también guardia urbano, Albert López.

Peral, a través de una carta enviada a este medio, reclama su derecho a poder abrazar a sus hijas…: “ojala esto se solucione pronto y acabe tanta injusticia para poder estar con ellas”.

carta 010718-1

carta 010718-2

Sus hijas, su agarradero

La agente de la guardia urbana  acaba de finalizar los estudios de acceso a la universidad para así  poder prepararse para iniciar los estudios de derecho. Añade: “Son una niñas súper especiales, polifacéticas, valientes, con un corazón enorme y cariñosas, fuertes y sanas. Me niego perderlas y a apartarme de ellas. Entiendo esta situación como temporal pero no por mucho tiempo. Cuando acabe todo esto ellas son mi primera lucha “.

A Rosa Peral se la ha acusado de ser la inductora, coautora o, directamente, autora de la muerte de su novio, Pedro Rodríguez. Ella imputa a sus ex amante, Albert López, a quien acusa de padecer unos celos enfermizos que le llevaron a matar a Pedro.  López, por su parte, afirma que fue ella quien, en un arrebato, mató a su novio. López dice que no la denunció porque en el fondo, y a pesar de su separación, la seguía queriendo.

El móvil del crimen

Lo cierto es que el móvil del crimen sigue siendo una incógnita: ¿Por qué Rosa Peral querría matar a Pedro?.

¿Porqué Albert López la incrimina?. ¿Por salvarse?.

La juez parece dispuesta a llegar hasta el final en las indagaciones contra Peral y López y continúa analizando el contenido de su teléfono y tratando de construir un  relato verisímil y acreditable de lo que sucedido aquella noche del día 1 de mayo del 2017 en la planta abaja de la casa de Rosa Peral en Cubelles.

Lo del mantero, archivado

De momento Peral y López han recibido una  buena noticia. El juzgado de instrucción número 31 de Barcelona concluye que la muerte del mantero que se despeñó en Montjuic en 2014, una causa por la que se investigaba a ambos, ha sido archivada. El mantero cayo accidentalmente y no hay ni un a sola prueba que sugiera lo contrario, según la juez.

Rosa  Peral, en declaraciones a este  medio, insiste en que “lo de Montjuic” era un  artificio de quienes, “de antemano, ya me quieren ver condenada”. Peral, al margen de la investigación que se sigue en el juzgado número 8 de Vilanova, tiene otra causa abierta en un  juzgado de Barcelona por la denuncia que contra ella, presentaron varias reclusas de Wad-Ras. Según estas presas, Rosa Peral las trató de contratar para que, en la calle, mataran a su ex marido Rubén. Peral siempre ha dicho que eso es “una inmunda patraña”  que no merece más comentario.

”Mis hijas, mi energía”

Rosa Peral acaba de ser destinada en la peluquería de la cárcel de Brians, en Sant Esteve Sesrovires, Barcelona. A demás de trabajar en al biblioteca, la agente de la guardia urbana peina y corta el pelo a sus compañeras .

“La vida aquí es muy dura pero sólo la presencia en mi mente de mis dos hijas me da  energía y ganas de vivir y luchar. Necesito verlas. Es su derecho también”, concluye.