martes 18/1/22

La ansiedad y la depresión acaparan las consultas de asistencia psiquiátrica

La ansiedad, la depresión y el estrés están acaparando las consultas de asistencia psiquiátrica, lo que ocasiona que los especialistas cada vez tengan menos tiempo para atender a los enfermos mentales graves. Lo han explicado varios expertos durante la presentación del XIII Congreso Nacional de Psiquiatría, con el lema "No hay salud, sin salud mental", en el que hasta el 24 de octubre más de dos mil psiquiatras analizan distintos aspectos de esta especialidad médica.

Según el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB), Julio Bobes, "muchos de los enfermos mentales graves tienen dificultades para ser atendidos por la invasión de personas que acuden con problemas mentales comunes", como la depresión, cuadros de ansiedad y estrés.

"Hemos pasado de trabajar sólo con los enfermos graves hace dos décadas a que ahora más de la mitad de los tratamientos sean de trastornos mentales comunes", ha señalado Saiz, quien opina que sería necesaria mejorar la coordinación con la asistencia primaria para que asumiera gran parte de estos casos.

Las personas han comprobado que hay posibilidades de recibir ayuda "cuando se pasa por una mala temporada", existen conflictos de pareja o cualquier otra dificultad de la vida diaria, ha explicado el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), Jerónimo Saiz, lo que está provocando una saturación en los servicios de psiquiatría.

Además, el especialista ha señalado que "los trastornos mentales constituyen una causa muy frecuente de discapacidad, pérdida de calidad de vida, sufrimiento, aislamiento social y hasta mortalidad por suicidio", y ha recordado que "uno de cada seis españoles ha padecido, padece o padecerá un trastorno mental a lo largo de su vida".

Actitudes patológicas hacia la comida

En el congreso, se ha presentado un estudio que concluye que "el 30 por ciento de la población femenina tiene riesgo de padecer trastorno de conducta alimentaria y un 5 por ciento de las adolescentes y jóvenes tienen este trastorno que cumple criterios diagnósticos", según el secretario de la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y Adolescente, Pedro Manuel Ruiz Lázaro.

Esta muestra, realizada a 1.115 estudiantes de secundaria de 15 comunidades autónomas, señala que el 10 por ciento de la población presenta riesgo de actitudes patológicas hacia la comida y el 11,2 por ciento riesgo de insatisfacción corporal.

Entre las causas que han provocado estas cifras se cita el culto a la delgadez, la exposición en los medios de comunicación de determinados contenidos relacionados con los desórdenes alimentarios y cambios en los hábitos alimentarios, como el abandono de la dieta mediterránea, no comer en familia y la abundancia de comida basura.

La ansiedad y la depresión acaparan las consultas de asistencia psiquiátrica