lunes 14.10.2019
Verónica Sánchez

"Afortunadamente, las actrices ya no somos tan buenas ni amables para el público"

La actriz da vida a Pilar de Soraluce en la serie de Antena 3 'Tiempos de guerra' y todavía sigue soñando con que TVE emita algún día la segunda temporada de '14 de octubre: La República'

Verónica Sánchez, en 'Tiempos de guerra'.
Verónica Sánchez, en 'Tiempos de guerra'.

-¿Qué tal de enfermera?

-Sufriendo un poco, pero bien. Nunca había hecho hasta ahora de enfermera pero es una mujer que no se conforma con la posición cómoda que tiene en la vida, quiere hacer algo más, y ser enfermera tiene que ver con su espíritu de superación. 

-¿Le han dado clases?

-Tuvimos una asesora de enfermería que nos enseñó a manejar el instrumental de aquella época, o a cómo aplicar la anestesia de entonces. Tuvimos nuestras clases.

-Al menos, su personaje ha encontrado al amor de su vida en Melilla...

-Exactamente. Lo que menos podía pensar era encontrar al tipo que la plantó en el altar, pero eso da situaciones muy dramáticas y cómicas a la vez porque los dos siempre están peleando, porque hay mucho amor y ella tiene un gran conflicto. 

-Como Verónica Sánchez, ¿cree que se habría apuntado a ir a esa guerra?

-Sí, creo que sí. Me las estoy dando de valiente pero por qué no. Estas mujeres, aparte de ser valientes y solidarias, tenían un punto de inconsciencia, porque en 1921 no llegaban las noticias tan rápido como ahora, y no sabían dónde iban. 

-¿Les daba miedo que les compararasen con 'Las chicas del cable' o las de 'Velvet'?

-No, no tienen nada que ver ninguna de las tres. Lo que pasa es que siempre que hay una serie en la que las protagonistas son mujeres la gente ya piensa que van a ser iguales, lo que no pasa con las de hombres. Es la falta de costumbre. Tampoco es una serie para mujeres, creo que a los hombres también les puede interesar. A mí también me interesan las historias de hombres. 

-En sus últimas series, 'El Caso' o ' Sin identidad' las cadenas decidieron acabar pronto con los proyectos, al menos parece que eso no sucederá en esta ocasión...

-He tenido mucho éxito con ellas porque he tenido la suerte de poder elegir proyectos para la TV que me gustaban y me han dado la posibilidad de crecer. Otra cosa es que las cadenas hayan decidido suspenderlas, pero los datos de audiencia, como las críticas, eran magníficos.

-Lo que sí está probado es que sale de un proyecto y encadena otro. ¿Tanto le gusta la TV o es que usted gusta mucho a las cadenas?

-No sé, tengo la suerte de poder vivir de lo que me gusta hacer, aunque también hay momentos donde paro y otros donde encadeno otros. Entre 'El Caso' y 'Tiempos de guerra' puede que pasara un año, pero a veces el tiempo en TV parece menor.

-¿Sigue siendo más factible hoy en día encontrar trabajo en TV que en el cine?

-Es que la TV está viviendo un gran momento con tantas cadenas y el desembarco de plataformas como Netflix. Se está produciendo mucha más TV que cine. 

-¿Y con tantas series como se ruedan hoy en día, llega a bajar el nivel de calidad del que tanto han presumido productoras como Bambú, la suya ahora?

-No, creo que la calidad en esta no ha disminuido en absoluto. Al contrario, cada vez las productoras se exigen más a sí mismas y nos exigen más a los demás. Y el público cada vez exige más, porque tenemos más acceso a más productos y queremos aspirar a series bien hechas. 

-¿Ha perdido la esperanza de que emitan la segunda temporada de '14 de abril: La República'?

-Bueno, no parece muy probable que la emitan, porque pasan los años y nadie habla ya de ella. No sé qué pasa con ella, es bastante inexplicable que 17 capítulos ya rodados no se emitan. Cada uno tiene sus teorías pero yo no entiendo qué es lo que ocurrió, nos dijeron que se quedaba en un cajón y ahí sigue. El problema es que ahora mismo cada vez tiene menos sentido emitir la segunda temporada, porque habría que emitir la primera para recordar de qué va, porque nadie se acuerda, y hacer eso quizás no sea muy competitivo. Ojalá al menos salga algún día en DVD.

-¿Con series como 'Tiempos de guerra' o 'Las chicas del cable' se está acabando con la maldición de que no había papeles importantes para mujeres?

-Creo que cada vez hay más personajes femeninos interesantes. Luchábamos y pedíamos no sólo encontrar roles femeninos sino los que estuvieran fuera de los estándares de siempre, como acompañar al protagonista masculino o el caer bien siempre al público. Afortunadamente, ya vemos personajes no necesariamente amables ni buenas para el público, que tienen todo su derecho a obrar mal. Eso está pasando no sólo en nuestra TV sino en series que se ven en Netflix o HBO.

-¿Tiene más proyectos a la vista?

-De momento no. Hasta mitad de octubre, cuando acabe el rodaje de 'Tiempos de guerra', era compaginar difícil con otra cosa, sobre todo para las que teníamos mucha trama. 

-A partir de ahí, ¿por fin hará teatro?

-He hecho mucho teatro cuando estudié Arte Dramático en Sevilla, pero luego sí es cierto que ha ido llegando TV o cine y es difícil de compaginar. Tengo ganas y he tenido que rechazar algún proyecto porque estaba rodando. No soy capaz de pensar en el fin de semana para irte fuera y no preparar lo de la semana, pero todo llegará.

Comentarios