lunes 16/5/22
TELEVISIÓN

Elisa Matilla: "Hay que ser muy osado para decir que el cine español es malo"

La recordada prostituta de 'Tierra de lobos' disfruta ahora cada noche en Madrid como protagonista de la nueva adaptación de '¡Ay, Carmela!' que ha creado José Sanchís-Sinisterra, en el Teatro Galileo

elisa
Elisa Matilla, en ¡'Ay, Carmela!'.

-Ahora que acaba de estrenar en Madrid '¡Ay Carmela!', ¿sigue teniendo nervios cuando se sube al escenario?

-En este caso la ilusión puede más que los nervios. Tengo muchas ganas y cuando me subo al escenario me olvido de todo, sólo sé lo quele pasa a Carmela. Nervios esta vez hay pocos, por mucho que siempre esté la responsabilidad. 

-¿Representar una obra en Madrid sigue llevando un plus de responsabilidad?

-Sí. Madrid siempre es una plaza importante, sobre todo porque ahora cuando vas a los bolos vas menos tiempo que en Madrid. 

-Con Carmela, lo mismo pasa de la comedia al drama, que canta, baila... ¿Vaya personaje complicado, no?

-Sobre todo es un regalo. En este montaje además es un doble salto mortal, porque hay dos Carmelas, la viva y la muerta, que es más dulce e ingenua, mientras que la primera es todo temperamento y carácter. Lo de pasar de la comedia al drama no me parece difícil, porque el texto es tal regalo que todo va sólo, no tienes que hacer ningún esfuerzo para cambiar de registro. El estado de ánimo te lleva de un sitio a otro y el público así lo recibe. 

-¿Y lo de cantar y bailar cómo lo lleva?

-Lo llevo muy bien, disfruto mucho cada vez que canto el 'Suspiros de España' y además hay una buena reacción del público, por lo que estoy muy contenta. Lo de bailar lo hacemos además en rampa, que es incluso más difícil, pero visualmente queda muy espectacular. 

-¿Está precisamente ahí, en lo de las dos Carmelas, la gran diferencia con otos montajes anteriores de la obra que se han podido ver?

-Sí, pero no sólo eso, porque es de las primeras veces que se monta el epílogo. Hemos apostado por contar, sin cambiar nada el texto, la historia de dependencia y de amor que tiene la pareja, que no se puede separar ni después de la muerte. 

-¿Es entonces aquí más secundario el tema de la Guerra Civil?

-No es secundario porque es muy principal en el texto pero sí que hemos basado mucho en la dependencia de Paulino y Carmela.

-Cuando interpretó ese texto con Daniel Albadalejo dijo que hacía mucho tiempo que no estaba tan contenta con un compañero. ¿Le ocurre ahora lo mismo con Jacobo Dicenta?

-Por supuesto. Daniel y Jacobo son dos actores muy diferentes pero son dos grandes. Es un regalo el poder estar con ellos en el escenario y hay mucha química entre nosotros y eso el público también lo aprecia. 

-¿En el teatro es más fundamental que en otros medios la relación entre los actores?

-Sí, en el contacto directo con el público no puedes mentir, los actores trabajamos con la energía del público y con la que fluye de uno a otro. Es como un partido de tenis, en el que das una frase y te la devuelven con un sentimiento que también va y viene. Es muy difícil mentir al público si existe algo entre los actores. 

-¿Desde que se metió por primera vez en el papel de Carmela, temió las comparaciones con Carmen Maura, quizás la Carmela más recordada?

-Yo había visto también el montaje de Verónica Forqué, tanto cuando lo hizo con Galiana como con Santiago Ramos, y por eso conocía a Carmela muy bien. Con la Maura es muy difícil que existiera una comparación porque son diferentes. En la película sólo cuentan la actuación con las tropas y no existía la Carmela muerta, ni el flashback, ni el epílogo... Yo todas las que he visto eran maravillosas, porque el personaje es un regalo. De todas formas, si me comparan con Carmen o Verónica siempre estaré encantada. 

Siempre estaré encantada de que me comparen con Carmen Maura o Verónica Forqué

-Y supongo que con tener la mitad de reconocimiento que ellas...

-Claro que sí. 

-¿Quédo también satisfecha con su actuación en 'Tierra de lobos'?

-Sí, era un personaje muy divertido para una actriz. Era una prostituta borracha y descarada pero que tenía que estar también adaptada a lo que contaba la serie de la época. Además era practicamente, junto con Jordi Rico, la única que hacía comedia en una serie que no lo era, por lo que era a veces complicado el medir hasta dónde podías llegar con la comedia para que siguiera siendo creíble.

-Lo que no fue tan creíble fue el final de la serie...

-Pero es que esto no depende de nosotros. Si tienes previsto hacer una cuarta temporada y al final, por el tema de las audiencias, se dice que no, se quedan muchas cosas abiertas. 

-¿Le ha llegado algún otro proyecto de TV?

-Estoy haciendo una web-serie de vampiros con el mismo equipo de 'Tierra de lobos' y casi con el mismo equipo técnico. La verdad es que entre una cosa y otra tampoco he tenido mucha oportunidad.

-En cine hizo el año pasado la película de Óscar Rojo 'Omnívoros', pero también ha estado últimamente en 'Sin fín', 'Valentín'... ¿no decían que había más posibilidades de trabajo en la TV?

-No sé si hay más posibilidades en TV, pero es que en cine se hace menos de la mitad del que se hacía y los actores seguimos aumentando, por lo que cada vez hay más y por tanto por estadística se trabaja menos en cine. La verdad es que casi siempre he hecho una peli al año y no más, pero no porque no haya querido ya que soy una actriz todoterreno, a mí dónde me llamen voy. Y si no me llaman de teatro ya me lo busco yo, porque es el medio donde me siento más cómoda y donde he tenido la oportunidad de hacer mejores personajes. 

-¿Y qué le pareció lo de que el cine español es tan malo, como dijo algún ministro?

-Pues que no sé cuánto cine español habrá visto ese señor, pero desde luego hay que ser muy osado para decir algo así. 

Elisa Matilla: "Hay que ser muy osado para decir que el cine español es malo"
Comentarios