martes 24/5/22
Algo muy normal

Controlar la ansiedad: Qué hacer para conseguirlo

Todo el mundo sufre episodios de ansiedad en algún momento de la vida. Saber controlarla es clave para evitar que se convierta en un problema a largo plazo

Ansiedad
Controlar la ansiedad.

De todas las alteraciones emocionales que se pueden experimentar, la ansiedad es la más habitual a día de hoy sin ninguna duda. El estrés al que nos vemos sometidos muchas veces, ligado a un ritmo de vida frenético y una serie de situaciones que aún hacen más difícil mantener el control, pueden causar episodios que de no tomar medidas hacen que el problema se convierta en algo crónico. Lejos de tirar la toalla, es importante trabajar para controlar la ansiedad y mejorar la calidad de vida.

Diferencia entre tipos de ansiedad

Antes de nada, conviene diferenciar los tipos de ansiedad que podemos padecer. Básicamente hay dos clases: la ansiedad puntual y el trastorno de ansiedad como tal. Las diferencias entre ambas son notables aunque los consejos sobre cómo controlar la ansiedad pueden servir tanto para un caso como para el otro.

La ansiedad de tipo puntual es aquella que se presenta cuando algo que ocurre a nuestro alrededor nos hace sentir inseguridad, nerviosismo o una sensación que puede llegar a convertirnos incluso en personas agresivas. Este tipo de problema es el más fácil de controlar, ya que lo único que se necesita es que lo que causa esta ansiedad desaparezca, lo cual suele suceder por sí solo. Cuando la causa puntual termina, la ansiedad también. Aunque es importante aprender a controlar la situación cuando esta aparece, ya que en algunas ocasiones estos episodios puntuales pueden tener otras consecuencias.

El estado de ansiedad continuo es el que realmente puede causar graves trastornos emocionales y físicos. Hay personas que viven en un estado continuado de angustia, lo cual impide que realicen incluso sus tareas más cotidianas de forma natural. La crianza o el ambiente familiar pueden contribuir a que esto suceda, llegando incluso a anular a alguien como persona a nivel social. Algunas veces se hace por sobreprotección, de forma totalmente inconsciente. Sea como sea, la ansiedad se cronifica y puede ser necesario que intervenga un especialista en salud mental.

¿Es un estado de locura?

Hay quien piensa que el hecho de que la ansiedad sea un trastorno emocional significa que el individuo está perdiendo la cabeza. Nada más lejos de la realidad, ya que de un modo u otro en algún momento de la vida todos nos vemos en una situación que nos causa este sentimiento. Por lo que decir que alguien que tiene ansiedad se está volviendo loco supondría que todos lo vamos a estar.

Tampoco es un indicativo el hecho de que algunas veces se necesite la ayuda de un profesional. Es más, reconocer que hace falta el apoyo de alguien es una muestra de lucidez que no puede pasar desapercibido.

Sea cual sea el tipo de ansiedad que puedas sufrir, es importante saber que es posible controlarla. A veces puede ser necesario recurrir a ayudas farmacéuticas, aunque la mayoría de ocasiones es posible hacerlo siguiendo algunos consejos prácticos.

Ejercicio físico, una de las mejores armas

El deporte es uno de los mejores métodos contra la ansiedad. No puedes imaginarte el bien que hace simplemente correr unos 10 minutos.

¿Por qué es eficaz el ejercicio para controlar la ansiedad? Básicamente, porque el cuerpo genera endorfinas, un tipo de hormonas que potencian la sensación de bienestar y ayudan a contrarrestar la negatividad emocional que se produce cuando la ansiedad aparece.

Si tienes episodios frecuentes, prueba a salir a dar un paseo cuando esto sucede y verás cómo poco a poco consigues controlar mucho mejor tu ansiedad. También puedes montar en bicicleta, nadar o apuntarte a un gimnasio. Lo que importa es que tu cuerpo se mueva y segregue estas endorfinas.

Junto al ejercicio, llevar una alimentación equilibrada también es esencial. Así el cuerpo puede combatir mejor todos los ataques, incluidos los que vienen de nuestro propio interior.

Realizar actividades que nos gustan

Otro modo de tener bajo control la ansiedad es dedicar parte de nuestro tiempo a realizar alguna actividad que realmente nos haga sentir bien. Hay quien disfruta de sentarse en un sillón y leer un libro, mientras que otros son más de salir y tomar el aire.. En cualquier caso, hacer cosas que nos gusten y hagan salir de la monotonía ayudan mucho a que la ansiedad desaparezca.

El tiempo que dediques a estas actividades dependerá en gran medida del que tengas libre. Aunque es importante aumentarlo cuando te encuentras en situaciones en las que la ansiedad se puede presentar con mayor frecuencia, como temporadas de mayor carga de trabajo, época de exámenes o en ocasiones en las que el estrés y los nervios sean más.

Tener planificadas las actividades más importantes

Para controlar la ansiedad también hay que controlar nuestra agenda semanal. Parte de la ansiedad se produce cuando las tareas se acumulan debido a que no se ha hecho una buena previsión, por lo que organizar el tiempo es esencial.

Da prioridad a aquellas tareas que son importantes, pero también debes dejar espacio suficiente como para que la llegada de algo urgente no interfiera y cause una situación de caos y nerviosismo. Una agenda bien estructurada te permitirá mantener el control de tu vida. Y de tus emociones.

Cuando sufres de ansiedad crónica

Si a pesar de todo notas que es la ansiedad la que toma el control, no te retraigas y acepta la ayuda que te puedan ofrecer. Es posible que alguien te haya recomendado acudir a un psicólogo para lograr alivio de tu problema, lo cual indica interés por su parte. En vez de ponerte a la defensiva y negar la evidencia, agradece el gesto y acepta el consejo. Encerrarte es lo peor, porque solo agrava la situación.

Si eres tú quien piensa que no es capaz de salir de la situación sin apoyo, pide ayuda. Reconocer tus limitaciones frente a un problema de ansiedad es el primer paso hacia el control, así que no trates de hacer la guerra por tu cuenta. Ten por seguro que es posible controlar la ansiedad.

Controlar la ansiedad: Qué hacer para conseguirlo
Comentarios