lunes 06.04.2020

Aspectos importantes en el diseño de sus grifos

Al escuchar la palabra “diseño” suelen venir a la mente ideas sobre elección de colores, distribución de muebles, modelo de cortinas, disposición de cuadros y esculturas, etc.; pero el diseño de un espacio va mucho más allá y, si de sus instalaciones se trata, su diseño es más detallado
Aspectos importantes en el diseño de sus grifos

Una decoración considera los materiales, el suelo, el techo, las luces y la grifería. Todo forma parte del diseño interior, pero también consta del diseño industrial. Si espera que sus grifos combinen con sus lámparas y sus muebles, es necesario fijarse en su diseño.

Lo primordial son las tomas de agua porque su posición puede determinar la disposición del resto. Una vez identificado dónde colocar los grifos, es posible pasar a la elección del modelo que más guste.

Aspectos básicos de la grifería

 

El baño es el espacio donde el agua tiene mayor presencia, por lo cual el diseño de la grifería requiere mayor atención. Aquí se debe analizar con detenimiento qué modelo se va a implementar, pues a veces, uno se guía por un diseño meramente estético, que carece de utilidad, arriesgándose a la posibilidad de tener que remodelar en un futuro cercano sin la intención de hacerlo.

Los grifos de ducha suelen marcar la pauta en el baño, ya que, por su función, suelen tener la mayor dimensión entre los grifos de este espacio. Para escogerlo, se debe considerar lo siguiente:

Comodidad, pues hay que preguntarse cómo desea que corra el agua al momento de ducharse; si le es más cómodo dos, tres o siete chorros, por ejemplo.

Practicidad, cómo corre mejor el agua, qué tipo de presión, si es o no configurable.

-    Durabilidad, evaluar la garantía del modelo, sopesar sus probabilidades de daño y desgaste.

Función, verificar que sea un mecanismo óptimo, que no requiera de muchas intervenciones para su uso, que sea fácil de manejar.

 

Después de la ducha, estaría el lavabo. Aquí sería prudente tomar en cuenta que, es el grifo de mayor uso público, considerando su manejo por parte de las visitas. Su estética sea, quizá, lo más relevante en la elección, pero, nuevamente, también es importante la funcionalidad del mecanismo, para así ofrecerles a todos los usuarios un manejo cómodo y sencillo.

En el caso de la cocina, lo más común es la presencia de dos grifos, por lo cual es más sencillo escoger un modelo par. Una de las características determinantes del modelo es la dimensión, puesto que, si se espera colocar un mueble empotrado a un lado, o sobre los grifos de cocina, debe conocerse previamente la altura máxima que este mueble podría tener. En otro escenario, los grifos podrían estar ubicados cerca de la ventana, entonces habría que considerar cómo afectaría la incidencia de luz solar, sea por el reflejo, o por el mantenimiento.

Así como en la grifería de los baños, la practicidad es crucial en los grifos de la cocina. Si se estará lavando utensilios manualmente, es imprescindible que se pueda configurar la presión del agua, que la altura del grifo sea cómoda, y que el ángulo del chorro sea preciso.

Aspectos estéticos y funcionales de la grifería

 

Actualmente los diseños se rigen por una preocupación mundial, la sustentabilidad. En el caso del diseño industrial, no es una preocupación olvidada, y en el caso del diseño de griferías, esto es crucial porque son ellas las que configuran la interacción del usuario con un recurso invaluable, como lo es el agua.

Para optimizar el uso del agua existen diseños de griferías que, a través de diferentes recursos estéticos, logran cumplir con su función principal de manera más eficaz y eficiente. Por ejemplo, hay modelos de grifería en las cuales se deja a un lado el uso de piezas soldadas, debido a que éstas suelen oxidarse y permiten las fugas; son, entonces, modelos minimalistas de líneas más fluidas y puras, cuyo mecanismo es más sencillo y directo, pues no dependen de varias llaves; en su lugar, constan de solo un mando.

La guía a seguir para obtener un resultado óptimo es el estilo y la necesidad humana.

 

El estilo determina la visión inicial deseada de un diseño y, por tanto, el resultado final del mismo. El estilo dicta las sensaciones que se desean brindar en un espacio, y la forma de lograrlo.

Por otro lado, la necesidad humana configura también el diseño, puesto que se debe tomar en cuenta las condiciones del usuario principal. Por ejemplo, si es un niño, ¿qué modelo podría adaptarse mejor a sus necesidades? Aquel que sea sencillo de activar, que no sea delicado, y que no lo entretenga demasiado porque esto implicaría un gasto innecesario de agua.

Otro caso sería una persona con alguna enfermedad o discapacidad, ¿cómo se le podría facilitar el uso de un grifo a alguien que le cuesta más el manejo de mecanismos comunes? Dependiendo del tipo de discapacidad o de enfermedad, se puede optar a diferentes opciones; los grifos que se activan con sensores son una muy buena opción para las personas que sufren de Parkinson, por ejemplo, ya que les facilita una acción cotidiana sin demasiado esfuerzo, y aun ahorrando el consumo del líquido.

Cada aspecto del diseño debe coexistir en armonía, cumpliendo al máximo posible con todos los requerimientos.

loading...
Comentarios