MODELO ENERGÉTICO

La sequía revaloriza la energía nuclear, sube los precios y obliga al gobierno a negociar

En 2017, la energía representó un 22,6% con una potencia del 7,2% después de haberse procedido al cierre definitivo de la central de Santa María de Garoña

La sequía revaloriza la energía nuclear, sube los precios y obliga al gobierno a negociar

Son datos de Red Eléctrica Española (REE), facilitados por la Sociedad Nuclear Española (SNE) que explica en un comunicado que son resultado de la “fiabilidad y seguridad del parque español”. 

La SNE recoge el informe del último día del año 2017 de REE que informa de que en el sistema peninsular se han generado 248.433 GWh y que de estos su procedencia ha sido: el 22,6% de la generación nuclear (55.612 GWh), seguido de la energía eólica con un 19,3% (47.485 GWh) y una potencia instalada del 23%.

2-enero-precio-2

De hecho, durante el mes de diciembre de 2017, la energía eólica ha sido la primera tecnología de nuestro sistema de generación eléctrica (24,3%) y la segunda tecnología durante el año (19,2%). En 2017, los 23 GW eólicos han producido más de 47 TWh, lo que ha supuesto el 19,2% de la electricidad consumida a nivel nacional en el año.

La nuclear es la energía que más usamos

Tras ella, se ha situado la producción con carbón, que ha representado un 17,3%, (42.596 GWh) y una potencia instalada de 9,6%, y los ciclos combinados en un 13,8% (33.902 GWh) y una potencia instalada de 25,1%.

A continuación se colocarían la cogeneración 11,5%, (28.146 GWh) y una potencia instalada de 6,4%; la hidráulica 7,3%, (20.571 GWh) y una potencia instalada de 20,5%; la solar fotovoltaica 3,2%, (7.964 GWh) y una potencia instalada de 4,5%; la solar térmica 2,2%, (5.359 GWh) y una potencia eléctrica instalada de 2,3%; otras renovables 1,5%, (3.613 GWh) y una potencia eléctrica instalada 0,7%; residuos 1,3%, (3.184 GWh) y una potencia eléctrica instalada de 0,7%.

El Gobierno busca la negociación contra las eléctricas

El ministro de Energía, que necesita la aprobación del regulador para para evitar el cierre de centrales eléctricas se ha reunido con UGT para evitar el cierre de las (en la las centrales térmicas de carbón.

 Nadal insiste en esa ley ante la perspectiva de que las compañías eléctricas puedan ceder a la tentación de retirar parte de la oferta (centrales de carbón o, después, nucleares) mediante el cierre de las plantas, elevando el precio

 La reunión se ha producido ante una manifestación ante lo sposibles cierres de Anllares, Velilla y Andorra, de Endesa, y Compostilla y Lada, de Iberdrola, en exigencia del cumplimiento del Plan del Carbón.

 El Gobierno quiere que los sindicatos medien con otras formaciones políticas, especialmente el PSOE, frente a las eléctricas a quienes se acusa de buscar aumentos de precios.

La caída hidráulica, los precios y la importación

El descenso de la aportación de la hidráulica -un 7,3% frente al 14,2% del 2016– ha provocado una mayor producción con carbón y ciclos combinados.

No sólo ha habido una mayor producción a partir de combustibles fósiles, lo que ya de por sí encarece los precios, sino que los precios en sí mismos han sido más caros.

En el caso del carbón, arrancó el 2016 entorno a los 50 $/Tn y finalizó sobre los 85 $/Tn, comenzando la tendencia alcista que se ha mantenido durante 2017 con precios que han oscilado entre los 75 $/Tn y los 100$/Tn. Y que de manera muy parecida ocurrió en el caso del Brent que cerró el 2016 con un precio de 56,82 €/B en 2016y a finales de diciembre el precio se situaba en 62,66 €/B.

Es decir, estos aumentos en los precios de los combustibles fósiles han encarecido, indefectiblemente, la generación a partir de los mismos pero, es importante tener en cuenta otro factor: la demanda creciente.

Y es que durante 2017 ésta ha consolidado la evolución positiva que inició en 2015, alcanzando los 268.505 GWh, un 1,3 % más que el año anterior y superando el crecimiento del 0,7 % registrado en 2016, según datos de la REE recogidos por la consultora.

Si embargo, mientras la demanda ha crecido, la generación apenas ha variado un 0,2 % respecto a 2016, por lo que parte de la aquella se ha cubierto con el saldo importador de 9.220 GWh resultante de los intercambios de energía con otros países.