lunes 14/6/21

¿Cómo será la nueva factura de la luz que entrará en vigor el 1 de junio?

La nueva estructura de la factura eléctrica permitirá abaratar el precio de la luz en función del tramo horario

Luz hogar enchufe

La nueva estructura de la factura eléctrica, basada en la discriminación horaria y que da un mayor peso al término variable (consumo) frente al fijo, permitirá a los usuarios acogidos a Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), unos 10,7 millones, ahorrar en función de la eficiencia de su consumo.

La nueva estructura entrará en vigor el 1 de junio y el gran cambio radica en que los tradicionales peajes de acceso, que retribuían los costes regulados del sistema eléctrico y llevaban congelados desde 2018, pasarán a dividirse en peajes de redes, fijados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC), y cargos, establecidos por el Ministerio para la Transición Ecológica.

En esa parte del recibo, conocida como "parte regulada" del precio de la luz (incluye también los cargos por capacidad), el término variable (calculado en función del consumo) pasará a pesar para el usuario doméstico tipo el 75 %, frente al 60 % actual, mientras que el peso del término fijo (calculado en función de la potencia contratada) bajará del 40 al 25 %.

Además, todos los consumidores de baja tensión (hogares y pymes) pasarán a tener discriminación horaria (ahora hay 9,5 millones de los 10,7 millones de usuarios con PVPC sin ella) divida en tres tramos: punta, llano y valle, así como la posibilidad de contratar dos potencias diferentes.

Una vez entre en vigor el nuevo sistema tarifario, el consumidor deberá "reaccionar" y aquel que "pueda, se moleste, se interese y tenga capacidad para gestionar cuando pone la lavadora o el horno", desviando su consumo a las horas más baratas, ahorrará en su factura de la luz, según fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica, que han reconocido que esto será "a largo plazo".

Estos cambios, no afectarán a los usuarios que contratan su suministro en el mercado libre (16 millones), ya que pagan por la luz lo que hayan pactado por contrato con la compañía comercializadora, según la misma fuente, que ha recomendado a estos usuarios "comparar" ofertas.

LOS CARGOS Y PEAJES, ¿QUÉ RETRIBUYEN?

A partir del 1 de junio, los peajes de acceso (que bajarán una media del 3 % al haber bajado los costes regulados) pasarán a ser sustituidos por los peajes, que retribuirán las redes de transporte y distribución, y los cargos, que se usarán para pagar las primas a las renovables, el déficit eléctrico que se generó hasta 2013 y el 50 % del sobrecoste que supone la generación en los territorios no peninsulares.

Junto a estos conceptos, el usuario abonará en su factura la energía que consume (cuyo precio marca el mercado mayorista), el alquiler del contador, el impuesto especial de electricidad (5,11 %) y el IVA (21 %).

PONER LA LAVADORA SERÁ MÁS BARATO ENTRE LAS 24 Y LAS 8 HORAS,, FINES DE SEMANA Y FESTIVOS

La nueva estructura tarifaria aplicará discriminación de precios a todos los consumidores y tres periodos a todos los de menos de 15 kilovatios (consumidores domésticos) para los usuarios con PVPC.

El periodo punta, en el que el coste de peajes y cargos será más alto, estará comprendido entre las 10 y las 14 horas y las 18 y 22 horas; el tramo llano, con un coste intermedio, se situará entre las 8 y las 10 horas, las 14 y las 18 horas y entre las 22 y 24 horas; y la tarifa valle, la más barata, entre medianoche y las 8 de la mañana y todas las horas de fines de semana y festivos.

El objetivo, incentivar el trasvase de consumo eléctrico desde las horas de máxima demanda (punta) a otras en las que las redes de transporte y distribución estén menos saturadas (valle), lo que reducirá la necesidad de llevar a cabo nuevas inversiones en dichas infraestructuras, y, a su vez, reducirá futuras facturas.

SE PODRÁN CONTRATAR DOS POTENCIAS PARA AJUSTARLAS AL CONSUMO

Además, los consumidores domésticos podrán contratar dos potencias diferentes: una para los periodos punta y llano y otra para el valle, para ajustarlas a sus necesidades.

Así, los que necesiten más potencia en el periodo valle, como los usuarios de vehículo eléctrico que deseen cargar su coche o moto por la noche en su domicilio, podrán contratar una potencia superior sólo para esas horas y otra más baja para los tramos punta y llano, "evitando pagar el sobrecoste de esa potencia extra durante todas las horas del día".

Si el consumidor no solicita doble potencia se le aplicará, de manera automática, la potencia actual contratada en ambos periodos, según la misma fuente, que ha defendido que, además de la eficiencia, el nuevo sistema promueve el autoconsumo o el despliegue de infraestructuras de recarga, al tiempo que beneficia a consumos con componente estacional, como el turismo. 

Comentarios