martes 15.10.2019

El Barça confirma que tiene acuerdo por dos joyas atléticas y todo apunta a Óliver

El vicepresidente del club ha confirmado que "tienen derecho preferencial" con los jugadores gracias a la venta de David Villa

El mercado de fichajes se ha cerrado, pero los rumores de futuras contrataciones ya empiezan a resonar por las paredes de los clubes. Además, el fútbol empieza a utilizar fórmulas parecidas a las de la NBA u otros deportes y parece que las contrataciones del presente condicionan las ventas del futuro.

El equipo azulgrana debe pensar que puede ser interesante vender a un jugador veterano por varios números uno del draft. Con este mismo planteamiento, el vicepresidente deportivo del Barcelona, Josep Maria Bartomeu ha defendido la política de fichajes de este año.

"El importe del traspaso de David Villa fue de 5,1 millones de euros. Se marchó porque él nos lo pidió y porque era la mejor oferta que teníamos. Pero tenemos un derecho preferencial sobre dos jugadores jóvenes del Atlético de Madrid que no vamos a desvelar por si en el futuro nos interesaran", sostuvo el vicepresidente en rueda de prensa.

Por eso, las especulaciones no tardaron en dispararse y hay tres nombres para ocupar esos dos puestos de honor en el Barça. Óliver Torres, la máxima promesa rojiblanca, Javi Manquillo, lateral diestro de la primera plantilla y Saúl Ñíguez, centrocampista cedido en el Rayo Vallecano, tienen todas las papeletas para estar dentro de la ‘operación Villa’.

Además, en el caso de Óliver, las especulaciones ya se habían destapado desde hace mucho tiempo. Algunos periodistas que siguen habitualmente la actualidad rojiblanca dijeron en su momento que ‘el niño’ había entrado en la operación, pero otros se encargaron de negarlo y su entorno, como no puede ser de otra manera, se encargo denegarlo, aunque el secretismo que acompaña a estos casos puede obligarles a ello.

Por su parte, el joven que cumplirá 19 años en noviembre, ya dijo que “de pequeño era del Barça”. Asimismo, tanto él como Manquillo acaban de renovar con el equipo madrileño, aunque eso no supondría ningún cambio en el acuerdo entre entidades.

Además, el Barça también utilizó fórmulas parecidas en la contratación más importante para ellos este verano:"El coste del fichaje de Neymar ha sido de 57 millones de euros; eso es lo que ha cobrado el Santos, así como otras empresas vinculadas al jugador. No podemos desvelar todos los datos por una cuestión de confidencialidad. Además,tenemos un acuerdo con el Santos para contratar a tres jóvenes jugadores por7.9 millones de euros", señaló Bartomeu.

En el futuro habrá que ver cuál es el rendimiento de los futbolistas que el Barça tiene atados y si la operación acaba siendo magistral. Sin embargo, ahora la sensación del aficionado azulgrana es que se debía de haber fichado más y se podía haber vendido mejor.