domingo 5/12/21

Trump, Kennedy y los presidentes de Estados Unidos más célebres del cine

Hollywood siempre ha tenido interés por retratar a los presidentes de Estados Unidos en los momentos más importantes y polémicos de sus mandatos desde la ficción, la comedia o el documental

cine eeuu

Como una caricatura, evocando un escándalo o inspirada en gestas épicas y dramas biográficos, el cine de Hollywood ha retratado de muchas maneras a sus presidentes.

El saliente mandatario estadounidense Donald Trump es uno de los que más han “mojado pantalla”. Una fama solamente equiparable con las de los presidentes John F. Kennedy y Richard Nixon.

Trump tuvo su propio reality –El aprendiz, en el que popularizó la frase “¡Estás despedido!”–; apareció en Sex and the City y junto a Will Smith en El príncipe del rap. Hizo cameos breves en las películas Across the Sea of Time (1995), Studio 54 (1998), Cómo triunfar en Wall Street (1997), Zoolander (en 1999) o de la mano de Woody Allen en Celebrity (1998).

Sin embargo, su momento cumbre está por desaparecer: cuando le indica a Kevin McCallister dónde queda el vestíbulo en Mi pobre angelito 2. La escena podría ser eliminada tras la toma del Capitolio –un hecho de violencia auspiciado por Trump–, después de que circuló una petición al respecto en redes sociales, apoyada incluso por el protagonista de la película, Macaulay Culkin.

Repasamos algunas miradas en el cine acerca de los presidentes de Estados Unidos.

En la ficción

La negociación que Jack Nicholson como el presidente James Dale sostiene con los extraterrestres en Marcianos al ataque (1996), de Tim Burton, es inolvidable.

Thomas J. Whitmore, el actor Bill Pullman, da uno de los discursos memorables del cine en su papel del presidente de Estados Unidos en El día de la independencia, dirigida por Roland Emmerich, en 2006. De hecho, el año pasado un político argentino fue tendencia al reproducirlo textualmente. 

Las polémicas

Oliver Stone retoma uno de los casos más sonados de la política estadounidense: el asesinato de Kennedy. Kevin Costner interpretó al fiscal de Nueva Orleans Jim Garrison en JFK, de 1991, en el que se insinúa que el magnicidio fue fruto de una conspiración entre la CIA, el FBI y hasta del vicepresidente Lyndon B. Johnson. Y en Todos los hombres del presidente, el gran clásico de Nixon y el escándalo de Watergate, se pone en escena a los dos reporteros –Carl Bernstein y Bob Woodward– que lo denunciaron en The Washington Post. Los talentosos Dustin Hoffman y Robert Redford fueron los protagonistas.

Documentales

Aquí hay mucho para escoger y nuevamente Trump, Nixon y Kennedy reinan entre las propuestas. El saliente mandatario es el eje central de Nación de inmigración, de Netflix, sobre los delitos graves de su administración –la separación injustificada de familias y la detención de inmigrantes sin justificación–; An American Dream cuenta cómo amasó su fortuna, y Fahrenheit 11/9 es la visión del documentalista Michael Moore sobre sus políticas; el propio Moore ya había sacado a la luz los negocios turbios de la dinastía Bush.

Comentarios