jueves 12.12.2019

5 medidas para evitar los arañazos en el coche, según Termiser Protecciones

La limpieza, la imprudencia o el aparcamiento son algunos de los factores más frecuentes que generan roces o arañazos en los coches
/COMUNICAE/

La limpieza, la imprudencia o el aparcamiento son algunos de los factores más frecuentes que generan roces o arañazos en los coches


Una de las grandes prioridades de todo conductor es que su coche se mantenga impoluto e intacto en su vida útil, a salvo de indeseados golpes o arañazos.

Hay factores que los generan que escapan al control de todo propietario de un vehículo, como, por ejemplo, cuando por la mala fe de alguna persona marca con intención la carrocería de un coche para que su dueño se lo encuentre con dibujos que desluzcan la carrocería.

Por ello, Termiser Protecciones ofrece una serie de puntos a tener en cuenta para minimizar los riesgos de encontrarse con esos temidos rayones:

El aparcamiento: sin duda, esta es una de las causas más frecuentes de aparición de rayones en los coches. Si el conductor cuenta con aparcamiento propio a cubierto, la mejor opción es hacerse con protecciones para garajes, que consisten en unas piezas de espuma a la altura del vehículo que amortiguan los roces o golpes, evitando así las marcas.

En cambio, si el aparcamiento se produce en la calle, hay que estacionar el vehículo con la mayor meticulosidad posible para evitar roces, así como tratar de mantener una distancia prudente con los vehículos aparcados alrededor.

Topes de estacionamiento: en la línea del anterior elemento, existen también piezas acolchadas colocadas en las paredes que sirven como una especie de aviso para el conductor con el fin de que no golpee la parte trasera cuando aparca en batería.

No frotar en seco: uno de los grandes errores de los usuarios es lavar el coche y en este proceso frotar la carrocería en seco. Para evitar esas marcas, hay que lavar el coche con agua en abundancia porque así se evitará la aparición de arañazos indeseados.

Cuidado con la vegetación: si el conductor transitará por senderos con mucha vegetación en la que el camino es estrecho, habrá que prestar especial atención para evitarlos porque las ramas que sobresalgan pueden ser letales para la carrocería.

Fundas para el coche: en caso de que el coche duerma a la intemperie, una opción idónea es recurrir a estas fundas para evitar los roces, tanto voluntarios como involuntarios que se pueden dar en la calle.

En definitiva, existen numerosas medidas para minimizar la posibilidad de que la carrocería sufra algún daño que afecte a su estética. Así, los usuarios que aplican algunos de estos consejos podrán corroborar que el riesgo de daños es mucho menor para su vehículo.

Fuente Comunicae

Comentarios