lunes 11.11.2019

El TS acusa a los condenados de engañar a "ilusionados ciudadanos" catalanes

El Tribunal Supremo afirma que todos los condenados por el "procés" eran conscientes de la inviabilidad del proyecto independentista y ofrecieron a los "ilusionados ciudadanos" un supuesto "derecho a decidir" que no era sino "un señuelo" y un "artificio engañoso" para movilizarlos y presionar al Estado

El TS acusa a los condenados de engañar a "ilusionados ciudadanos" catalanes

La sentencia, hecha pública este lunes, carga con dureza contra los líderes políticos y asociativos por su utilización de la ciudadanía, dentro de una "estratégica fórmula de presión política" que pretendían ejercer sobre el Gobierno para negociar una consulta popular.

Según los magistrados, los acusados sabían "que la ruptura con el Estado exige algo más que la obstinada repetición de consignas dirigidas a una parte de la ciudadanía que confía ingenuamente en el liderazgo de sus representantes políticos y en su capacidad para conducirles a un nuevo Estado que solo existe en el imaginario de sus promotores".

Eran conscientes de que lo que ofrecían a la ciudadanía como un supuesto "derecho a decidir" no era sino "el señuelo para una movilización que nunca desembocaría en la creación de un Estado soberano".

"Los ilusionados ciudadanos que creían que un resultado positivo del llamado referéndum de autodeterminación conduciría al ansiado horizonte de una república soberana, desconocían que el 'derecho a decidir' había mutado y se había convertido en un atípico «derecho a presionar", continúa la sentencia.

Los magistrados descartan un delito de rebelión porque éste exige poner en riesgo real la Constitución y no simplemente "una mera ensoñación del autor o un artificio engan~oso creado para movilizar a unos ciudadanos que creyeron estar asistiendo al acto histórico de fundación de la república catalana y, en realidad, habían sido llamados como parte tácticamente esencial de la verdadera finalidad de los autores".

El Estado contaba con medios jurídicos y materiales suficientes para "convertir en inocuas las asonadas" convocadas y los acusados lo sabían, prosiguen los magistrados en su crítica. 

Comentarios