EFECTOS SOBRE LA POBLACIÓN EUROPEA

Brexit: menos europeos y más robots

Un reciente informe revela que los europeos más cualificados podrían abandonar el país en cinco años. La oferta "justa" de May no mejora el depresivo ánimo de los europeos y europeas más cualificados. Una consultora propone una estrategia de robotización para sustituir mano de obra

Las banderas europeas y las consignas a favor de la UE inundaron las calles de la capital británica, tras el 'Brexit'.. | BBC
Las banderas europeas y las consignas a favor de la UE inundaron las calles de la capital británica, tras el 'Brexit'.. | BBC
Brexit: menos europeos y más robots

Joris Lujendijk, holandés nacido en Ámsterdam y residente durante años en Inglaterra, ha publicado el pasado 29 de Junio un artículo que titula “El Brexodus ha comenzado”. “Para los nacionales de la UE, afirma, quedarnos aquí es un riesgo demasiado alto".

Antropólogo y periodista, Lujendijk es autor de un recomendable libro, “Entre tiburones: una temporada en el infierno de las finanzas” (Malpaso ediciones, 2016) y refleja el pesimismo que se ha adueñado de las vidas de los nacionales de la Unión Europea, especialmente los más cualificados, tras el Brexit. El periodista sostiene su opinión en un estudio de Deloitte sobre los efectos del Brexit en el mercado de trabajo británico.

El estado de ánimo

La consultora asegura que un tercio de lo no británicos podrían abandonar las isla en un plazo de cinco años. Un porcentaje que se eleva al 47% en el caso de los trabajadores más cualificados. Un 23% de los que decidirán marcharse retornarán a su país: España aparece, tras Estados Unidos y Australia, como un país de interés para el 14% de los que están pensando en abandonar.

Las oportunidades de empleo y la diversidad eran vistas como las fortalezas clave del Reino Unido. Sin embargo, dice la consultora, el Brexit ha cambiado las percepciones para aquellos que se encuentran fuera del reino unido: el 21 por ciento de los trabajadores dicen ahora encontrar al Reino Unido menos atractivo.

El referéndum ha tenido un efecto devastador en los trabajadores europeos más cualificados en Inglaterra. Un 65% afirma que el país es menos atractivo desde el referéndum. Entre los menos cualificados nacidos en La Unión Europea, el porcentaje alcanza el 42%.

Existen diferencias regionales y sectoriales en los datos. Por ejemplo, tasa de abandono en el norte, con empresas vinculadas al sector de la energía, la tasa de abandono potencial es del 21%. Por el contrario en Londres supera el 59%.

El informe se basa en una encuesta realizada a 2242 trabajadores europeos y no europeos, la mitad viviendo en el Reino Unido y la otra mitad fuera.

Menos europeos y más robots 

La preocupación de la consultora es que el Reino Unido podría enfrentarse a una escasez potencial de competencias. Afirma igualmente que existe una conexión entre la concentración de trabajadores no británicos en determinados sectores y la probabilidad de automatización

Los tres sectores con mayor número de trabajadores de la UE figuran entre los que tienen mayor potencial de automatización. A pesar de lo que se cree (las enfermeras españolas tienen una influencia notable en la creencia), los sectores con mayor presencia de Europeos no son los de la salud y los servicios. Los tras sectores que acumulan poco más de un tercio de la inmigración (33,4%) son la alimentación y restauración, las manufacturas y el transporte y el almacenamiento. Aunque la consultora reconoce que las empresas no están preparadas, recomienda la robotización.

España y el Reino Unido

Durante el año pasado, había 296.000 ciudadanos británicos en España, de los cuales un 40 por ciento tenía 65 años o más, cifra que se ha duplicado desde 2006. Según los datos, el país europeo donde existe un mayor número de ciudadanos británicos es España, seguido de Francia e Irlanda.

Mientras tanto, había 116.000 personas de nacionalidad española viviendo en Reino Unido en el mismo periodo, aunque la mitad tenía entre 20 y 39 años. La mayoría de los residentes  que vive en el país británico se encuentra trabajando (58 por ciento). Asimismo, el 78% trabaja en los sectores de la educación salud, bancos, finanzas, así como hoteles y restaurantes.

La crisis de la enfermería

La historia de amor entre las enfermeras españolas y la salud británica ha concluido. Y no todo es culpa del Brexit. El examen de idioma impuesto por Cameron a la población inmigrante ha creado una crisis en la enfermería británica: han suspendido el examen hasta los nacidos en países angloparlantes.

Solo 46 enfermeras procedentes de la Unión Europea se han registrado el último mes de Abril frente a las 1304 que lo hicieron en Julio de 2016. Las vacantes anunciadas por el sistema de salud británico han pasado del 6% en 2013 al 11% en 2016. En Junio, el sistema de salud anunció 6900 vacantes, en buena parte sin cubrir en los últimos ocho meses. Las enfermaras españolas están volviendo según todos los indicadores de que se disponen.

El Brexodus ha empezado

No importa la oferta "justa y seria" que Theresa May hizo  para liquidar el estatus de los nacionales europeos, y que ha sido calificada de insuficiente por las autoridades de Bruselas; los europeos no desean pasar a ser ciudadanos de segunda o someterse a test laborales como los que ya han sufrido las enfermeras. No habrá colas en los aeropuertos,  ni salidas masivas en un fin de semana, pero el goteo se ha iniciado.  Esta es la realidad que describe Joris Lujendijk en su articulo: “tiene sentido huir por delante de la manada”.