CALENDARIO EXIGENTE

Los nuevos dirigentes de la Fórmula 1 aceleran la retirada de Alonso

El planteamiento, del que se advirtió hace un mes y que ha reafirmado recientemente Brawn, consiste en aumentar a veinticinco el número de pruebas. El piloto español no está dispuesto a seguir bajo esas condiciones

Fernando Alonso.
Fernando Alonso.
Los nuevos dirigentes de la Fórmula 1 aceleran la retirada de Alonso

La Fórmula 1 sigue empeñada en emprender una renovación a gran escala. Si en el horizonte planea la posibilidad de reducir el suministro de motores para buscar una equidad ahora inexistente (al menos en el caso de Honda), la modificación más llamativa y que afectaría directamente a toda la gente del ‘paddock’ que trabaja diariamente es un nuevo calendario. La cúpula de Liberty Media, nuevo grupo propietario de los derechos del ‘gran circo’, está decidida a aumentar el número de citas.

La amenaza de algunos pilotos en el pasado, como Fernando Alonso, no han sido un pulso a disputar para los máximos dirigentes, que han ignorado cualquier tipo de mensaje. El español, contento con los nuevos motores y el incremento de potencia instaurado en este 2017, llegó a decir que se retiraría en caso de que el calendario se viese incrementado. La cifra, desde luego, no es escasa. Liberty Media quiere pasar de las veintiuna citas actuales a veinticinco.

Hace un mes lo mencionó de pasada Sean Bratches, director de marketing, en una entrevista concedida al diario Autosport: “Nos gustaría ir a más de 21 careras y queremos ser un poco más proactivos e ir a la ofensiva en cuanto a los mercados donde vamos". Mostró su intención de no hacer coincidir distintas pruebas con otros eventos destacados del deporte, y hacer giras por los diferentes continentes, pese a la complejidad que eso atañe por el variado clima que impera en cada uno de ellos.

Esta semana ha sido Brawn el encargado de reafirmar esta idea en palabras concedidas al diario ‘The Telegraph’. “Es un tema muy importante. Estamos respetando nuestro patrimonio, vuelven Alemania y Francia, y queremos mezclarlas con nuevas y emocionantes como una en Nueva York y otras ciudades de Estados Unidos. Si tenemos 25 carreras será porque todas tienen su lugar”, ha mencionado el director deportivo de la Fórmula 1. Brawn es consciente de que esto supondría prácticamente una carrera cada fin de semana, pero asegura que no hace mucho los pilotos "cumplían con ello". 

La medida parece demasiado precipitada de cara a 2019, aunque por propuestas no será. "Desde que asumí el cargo ha habido 30 países, municipios o Principados que se han puesto en contacto conmigo", ha mencionado Brawn. Muchas de esas propuestas, americanas, han tentado y mucho a la cúpula, que parece tener la decisión prácticamente tomada. El peaje para los pilotos es alto. Se verían obligados a quedarse sin el escaso parón veraniego del que ahora gozan, y tan sólo descansarían a final del curso, antes de iniciar la pretemporada. Se traduciría en un sinfín de viajes continuos, que les impediría siquiera tomarse un respiro entre cada Gran Premio. 

Al contrario de lo que sucede en otros deportes, los pilotos no parece que vayan a tener peso en esta decisión. Prueba de ello son las continuas quejas que mostró Alonso en el pasado. El asturiano, uno de los más veteranos, no parece dispuesto a inmiscuirse a estas alturas en semejante ajetreo. Otro motivo más para que busque una solución a su actual situación en McLaren-Honda. En menos de un mes el asturiano, si cumple su palabra, se pronunciará respecto a una posible renovación o una salida. Opciones en el mercado, según ha manifestado, no le faltan. Si quiere el tercer Mundial alejado de un nuevo calendario, el bicampeón ya sabe que el tiempo corre en su contra.