La broma macabra de Chucky, el muñeco diabólico

Dar miedo en Brasil ha sido la mejor forma de publicitar la nueva entrega de la última película de Chucky

Halloween ya es cosa del pasado, pero las películas de terror se dan en cualquier época del año. Ahora es tendencia promocionar este tipo de largometrajes con publicidad que provoque verdadero miedo, aunque no por la cantidad de sangre de la fotografía ni por incorporar imágenes terroríficas... ahora hay que asustar de verdad. La última broma viene de parte del conocido Chucky. Con motivo del estreno de su última película, este muñeco diabólico sale de su propia publicidad para aterrar a los viandantes.

Esta vez, la broma transcurre en una parada de bus, donde aparece en un cartel publicitario el anuncio de la película. Cuando la gente llega a la parada, las luces comienzan a parpadear, y en la publicidad aparece la sombra del muñeco con un cuchillo en la mano. El actor disfrazado de Chucky rompe el cristal y comienza a perseguir a la gente. Las reacciones son a cada cual más sorprendentes, pero todas tienen algo en común: llevan el miedo en el cuerpo. Esta forma de publicitar películas han sido usadas por los nuevos largometrajes de El Exorcista y Carrie.

La próxima vez que estés solo en una parada de bus o de tren mira bien qué publicidad te rodea, y si el cartel anuncia una película de terror, recuerda: no pierdas de vista el cartel... algo terrorífico puede pasar.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >