jueves 19/5/22

¿Cómo llevas lo de tomar decisiones?

Imagen Unsplash
Imagen Unsplash

Este artículo lo comenzaré de manera muy rotunda: Como esperes el momento perfecto para tomar la decisión perfecta te quedarás sin decisión y sin tiempo para tomarla. Así que, dependiendo de la ocasión, y de las alternativas que manejes y dependan exclusivamente de ti en cada instante, será mejor que te decidas por una de ellas.


 

Eso sí, recuerda que cada decisión conlleva ciertas cosas de serie, y casi todas en forma de actitud, como la voluntad inicial de querer tomarla, el esfuerzo que tendrás que invertir para llevarla a cabo, y un compromiso mantenido en el tiempo con esa decisión. A partir de ahí, todo lo demás, teniendo en cuenta además que, en la vida real, la decisión ideal casi nunca existe. Por lo tanto, una buena dosis de aceptación, también será muy necesaria.


 

Esperar que las condiciones sean perfectas solamente pueden conducir al bloqueo. El bloqueo a la inacción, y la inacción al desastre. Es por eso mismo que ante una decisión que tomar pongamos sobre la mesa todas las opciones posibles, eligiendo de entre ellas la que en ese momento consideremos mejor. A partir de ahí ya la iremos moldeando, porque es mucho mejor hacer algo, aunque después tengamos que ir mejorando, que la zozobra que produce el no saber qué pasará por no haber sido capaces de decidir a tiempo.


 

Sin excesivas precipitaciones, aunque tampoco con mucha dilación, observa cada una de las opciones que tienes, para después elegir una de ellas. Rápidamente, a continuación, ponte manos a la obra para agregarle todo el valor posible.


 

Alcanzar cualquier tipo de objetivo es un recorrido que comenzamos dando un primer paso. Si pensamos que, con una sola decisión, por muy buena que pueda ser, conseguiremos alcanzarlo, estaremos dando el primer paso para perder la ilusión y cualquier tipo de motivación, además de alejarnos absolutamente de cualquier tipo de realidad.


 

Las decisiones que nos llevan al lugar que deseamos son aquellas que se toman sin tener en cuenta las bondades que existen en el momento que tenemos que tomarlas, sino aquellas que nos invitan de manera continuada a agudizar el ingenio y aumentar nuestro nivel de exigencia y de atención sobre todos los detalles.


 

Haz todo lo que puedas con lo que tengas en cualquier ocasión eligiendo la opción que te parezca más adecuada en ese momento. A partir de ahí, la suma de todas y cada una de tus decisiones será la que te permita alcanzar todo aquello que te propongas lograr.

José Lorenzo Moreno López

#liderazgo #motivación #management #actitudpositiva

¿Cómo llevas lo de tomar decisiones?
Comentarios