viernes 6/8/21

El Ayuntamiento se hace cargo del entierro del joven rapero asesinado en Pacífico

El Ayuntamiento de Madrid se hará cargo este viernes del entierro del joven Isaac, un rapero de 18 años apodado Little Kinki con síndrome de Asperger, que fue asesinado el pasado miércoles en un túnel del barrio de Pacífico

Little Kinki musico
Isaac, Little Kinki

Fuentes municipales han explicado a Efe que la petición ha llegado directamente a manos de la Funeraria Municipal, quienes han aceptado la solicitud realizada por los familiares, quienes querían incinerar su cuerpo.

El entierro se realizará este viernes por la tarde en el Cementerio de La Almudena, en la más estricta intimidad, como han solicitado sus familiares.

El asesinato de Isaac fue la noche del pasado miércoles y de la investigación se ha hecho cargo el Grupo VI de Homicidios de la Policía Nacional.

Las primeras hipótesis han descartado que el móvil del asesinato fuera un robo, ya que tenía todas sus pertenencias encima. Además, la violencia empleada en el ataque hace pensar a los investigadores en otra motivación.

Los testigos del asesinato aseguraron a la Policía que el chico fue perseguido por un grupo de al menos tres personas, que le alcanzaron y le asestaron cuatro puñaladas en la espalda en el túnel de la calle Comercio, que une los distritos de Retiro con Arganzuela.

En el momento de la agresión, el joven estaba hablando por teléfono con un amigo, con el que había quedado en Menéndez Pelayo y al que relató todo lo que sucedía.

El testimonio de este chico es clave en la investigación para aportar datos que puedan dar con los atacantes, que huyeron rápidamente de la zona montados en varios patinetes, según han informado a Efe fuentes de la investigación.

Antes de morir, Isaac confesó a su amigo que le perseguía un grupo "del parque", sin concretar nada más de sus atacantes. Su amigo denunció a los agentes que el joven llevaba un tiempo siendo acosado por varios miembros de una banda juvenil que se movía por las inmediaciones de su casa.

Isaac L.T. vivía con su madre cerca del lugar donde fue asesinado en la zona de Méndez Álvaro. Su padre falleció hace varios años.

Tenía síndrome de Asperger, algo que no le impedía desarrollar con éxito una de sus grandes pasiones, el rap, que conjugaba con el reggaeton.

De ese mundo tenía muchos amigos y era conocido en los círculos de la música urbana, llegando a subir algunas de sus canciones en Spotify, con el apodo de Little Kinki.

El mismo día de su asesinato subió una publicación en Instagram, donde tiene más de 2.000 seguidores, que se ha convertido en un mural de condolencias con más de 200 comentarios.

Su familia explicó a Efe que no tenía "ningún problema" con "ninguna banda" y era un joven "normal" y "muy querido por todos sus amigos".

Estas mismas fuentes afirmaron que Isaac les hubiera confesado si era acosado por bandas. Además, dicen que el testigo principal en un primer momento declaró que los atacantes eran españoles.

Sus amigos le han organizado un homenaje para este sábado en un lugar aún por concretar. EFE

Comentarios