martes 24/11/20
FRACTURA INTERNA EN PODEMOS

Iglesias y Errejón miden su poder territorial antes de la batalla de Vistalegre

La formación morada, dividida entre ‘pablistas’, ‘errejonistas’ y anticapitalistas, engrasa la maquinaria y los distintos sectores se preparan para medir su fuerza territorial de cara al congreso extraordinario donde tendrán que demostrar su capacidad de liderazgo

Iñigo Errejón y Pablo Iglesias.
Iñigo Errejón y Pablo Iglesias.

La bomba estalló en Madrid hace más de seis meses y desde entonces la contienda no ha cesado en la capital. Cadena de dimisiones, ceses, cruce de reproches y guerra de candidaturas. Podemos se encuentra inmerso en plena batalla interna para lograr el control de las estructuras de poder de la organización. La tensión no afloja y la pugna entre los distintos sectores del partido se ha extendido al resto de territorios. La formación morada, dividida entre ‘pablistas’, ‘errejonistas’ y anticapitalistas, engrasa la maquinaria y los distintos sectores se preparan para medir su fuerza territorial de cara al congreso extraordinario que tendrá lugar el próximo año en el Palacio de Vistalegre.

Las diferencias entre las distintas corrientes son antagónicas. Estrategia, tono y discurso. El enfrentamiento entre las almas del partido quedaron resumidas el pasado mes de septiembre en las redes sociales. Iñigo Errejón, ‘número 2’ de Podemos, escribió el siguiente texto en su perfil personal de Twitter: “A los poderosos ya les damos miedo, ese no es el reto. Lo es seducir a la parte de nuestro pueblo que sufre pero aún no confía en nosotros”. Pablo Iglesias, secretario general de la formación, contestó a los pocos minutos: “Sí compañero Errejón, pero en junio dejamos de seducir a un millón de personas, Hablando claro y siendo diferentes seducimos más”.

Guerra encarnizada en Madrid

El epicentro de la guerra interna que sufre la formación morada se sitúa en Madrid. De hecho, fue en la capital dónde quedó escenificada públicamente la fractura entre los afines al secretario general, Pablo Iglesias, y a su ‘número 2’, Iñigo Errejón. Ahora han decidido organizarse en distintas candidaturas de cara a las primarias para tratar de tomar el mando en Podemos Madrid, es decir, para intentar obtener el máximo poder en el partido. El paso al frente de Tania Sánchez, diputada nacional, y Rita Maestre, concejala y portavoz en el consistorio madrileño, para liderar la organización en Madrid (Adelante Podemos), la reacción del sector oficialista al presentar un contraproyecto encabezado por Ramón Espinar (Podemos Escucha), parlamentario autonómico y senador, y el salto al ruedo de los anticapitalistas (Reinicia Podemos) de la mano del eurodiputado Miguel Urbán, parecen un ensayo previo al combate final que tendrá lugar en Vistalegre.

Aunque desde el inicio la estrategia de los ‘pablistas’ para tratar de tumbar el proyecto de Sánchez y Maestre es clara -unirse con los anticapitalistas- la batalla en Madrid sigue siendo encarnizada. Incluso el propio secretario general ha participado en la pugna regional hasta convertirse en protagonista. “Habrá candidaturas mejores”, dijo sobre el proyecto Adelante Podemos. Es más, apuntó directamente a Espinar y afirmó que su candidatura “será mejor”. Mientras los ‘errejonistas’ mantienen la calma y no responden a las críticas, los ‘pablistas’ parecen querer enfangar el debate en la organización. Un diputado de la Asamblea de Madrid, afín a Pablo Iglesias, llegó a calificar públicamente de “bobada” una iniciativa propuesta por Rita Maestre.

Andalucía: avance de los ‘errejonistas’

La pugna de poder se ha extendido a otros territorios, como por ejemplo, Andalucía. Aquí la situación es inversa a la de Madrid: los ‘errejonistas’ suman fuerzas para arrebatar el poder al sector oficialista, en este caso liderado por Teresa Rodríguez, secretaria general de Podemos Andalucía. Además, en este caso el enfrentamiento podría suponer cambios sustanciales en la formación.

Hay dos corrientes críticas con la dirección de la organización andaluza y afines a Errejón que han decidido unirse en una sola para batallar contra la candidatura propuesta por Rodríguez en las primarias del próximo mes de noviembre. Andalucía Plaza a Plaza, encabezada por Sergio Pascual, exsecretario de Organización y cesado por Iglesias, y Begoña Gutiérrez. Ambos han sido muy críticos con la dirección actual. Por otro lado, Ahora Andalucía, liderada por Carmen Lizárraga, presidenta del grupo parlamentario de Podemos, y Esperanza Gómez, portavoz adjunta de Teresa Rodríguez en el parlamento andaluz. Lizárraga será la encargada de disputar el liderazgo a Rodríguez. La unión de ambos proyectos no se ha materializado todavía, el 71% de los impulsores de la candidatura Andalucía Plaza a Plaza apuesta por la coalición con Ahora Andalucía, tal y como se ha desprendido de una votación telemática la semana pasada.

Lucha de poder en otros territorios

Aunque los casos de Andalucía y Madrid han sido los más mediáticos, lo cierto es que la situación se repite en otros territorios del país. En Extremadura también se abrirá un proceso de renovación de cargos orgánicos el próximo mes de noviembre -al igual que en Madrid y Andalucía- tras el proceso de primarias. Con ese mismo calendario, otros 12 consejos municipales también convocarán primarias abiertas este otoño. Son los de las ciudades de Málaga, Palma, Santander, León, Burgos, Salamanca, Alicante, Pamplona, Tarragona, Sabadell, Hospitalet de Llobregat y Lleida.

Por otro lado, un centenar de miembros de Podemos Castilla-La Mancha acaba de firmar un manifiesto en el que reclama un cambio en la formación en la comunidad y la apertura de un proceso de primarias internas a los cargos orgánicos. Además, Aragón renovará su documento político y La Rioja su comisión de Garantías Democráticas.

Comentarios