martes 9/3/21

“Marie. 1,70 metros. 50 kg. Rubia. Ojos azules. Esto es insoportable”

Horas después de la masacre, familiares y amigos de los desaparecidos tras la cadena de atentados terroristas que ha sacudido París continúan buscando a los suyos. Twitter se ha convertido en una herramienta fundamental

comboparis
Los familiares y amigos buscan a los desaparecidos tras los atentados.

“Sigo sin noticias de mi hija”; “Si alguien ha visto a Alban que me contacte, estamos angustiados”; “Buscamos a Pierre, desaparecido ayer en Bataclan”, “Marie Mosser. 1,70 metros, 50kg. Rubia de ojos azules. Piercings en el tragus y cartílago”. Familiares y amigos de los desaparecidos la noche del viernes tras la cadena de atentados que ha sacudido París buscan desesperados a los suyos. Tras varias horas de incertidumbre, angustia y caos muchos de los allegados de las decenas de personas que continúan desaparecidas han decidido hacer uso de las redes sociales para lograr contactar con ellas. Twitter se ha plagado de fotos de jóvenes y avisos de búsqueda bajo el hashtag #RechercheParis (Búsqueda París). La etiqueta ha sido mencionada más de 15.000 veces en aproximadamente doce horas. Twitter es la vía de propagación más utilizada. Los familiares de las víctimas continúan difundiendo información sobre los desaparecidos y se vuelcan en las redes sociales para dar a conocer su caso. Algunos comentan dónde estaba la persona desaparecida y otros ofrecen una descripción física para aportar más datos. Se trata del atentado terrorista más mortífero sufrido por el país galo y que, por el momento, ha causado más de 127 muertos y más de 300 heridos de los cuales 80 se encuentran en estado crítico. Seis puntos de la capital fueron golpeados durante la noche del viernes de forma simultánea por el terrorismo yihadista, tan solo once meses después de la masacre en la sede de la revista satírica Charlie Hebdo. 

Familiares desesperados

Georges Salines, padre de Lola Salines, busca desde ayer noche a su hija que se encontraba en la sala de fiestas Bataclan en el momento de la masacre. “Sigo sin noticias de mi hija. Estaba ayer en Bataclan”, afirma Salines en su último mensaje publicado en su cuenta personal de Twitter y que acompaña con una fotografía de Lola. Horas antes también expresó su angustia a través del siguiente ‘tuit’: “6H38. Todavía no se nada”.

Captura de pantalla 2015-11-14 a la(s) 12.55.00 

Al igual que Salines, la internauta Kloutild busca a Marie Mosser y ofrece todo tipo de detalles en su cuenta de Twiiter para lograr contactar con ella. “Seguimos buscando a Marie. Hemos intentado todo. Esto es insoportable”, ha escrito hace apenas una hora. “Marie Mosser. 1m70, 50kg. Rubia de ojos azules. Piercing en el tragus y en el cartílago”, apunta en otro mensaje.

Captura de pantalla 2015-11-14 a la(s) 12.57.15

“Gracias por vuestra ayuda. Todavía sin noticias. Os dejo la foto de Alban Denuit que estaba en Bataclan”, explica el internauta Vincent Péchaut que sigue buscando a su amigo. Al igual que Julie Jaen Pizarro, que también ha escrito el siguiente mensaje: “Sin noticias de Gregory Fosse presente ayer noche en Bataclan”. 

Julie Jane, Pierre-Alexandre y muchos otros también buscan a los suyos.

Captura de pantalla 2015-11-14 a la(s) 13.26.56 Captura de pantalla 2015-11-14 a la(s) 13.27.50 Captura de pantalla 2015-11-14 a la(s) 13.27.29 Captura de pantalla 2015-11-14 a la(s) 13.27.15 

Las redes sociales, testigos directos de la masacre

La noche del viernes 13 al sábado 14 de noviembre las redes sociales se incendiaron para llevar a cabo la búsqueda de los asistentes a la sala Bataclan donde se ha producido una de las masacres. Twitter y Facebook se convirtieron en testigos directos de la matanza. Los protagonistas difundieron a través de la red lo que estaba sucediendo en el interior de la sala, incluso imágenes y vídeos.

“Todavía estoy en el Bataclan. 1er piso. Hay heridos graves! El ataque es muy rápido. Hay supervivientes en el interior. Ellos le disparan a todo el mundo. Uno por uno. Vengan al primer piso rápido!!!!” publicó uno de los supervivientes en una red social que se encontraba en el interior de la sala. A continuación escribió: “¡Una carnicería! Hay cadáveres por todas partes”. 

Pero tal y como hemos explicado, las redes sociales también han permitido la solidaridad entre los individuos puesto que permite una fácil y rápida difusión de información. Twitter es la vía de propagación más utilizada. #RechercheParís es el hashtag creado para que los familiares de las víctimas puedan difundir información sobre ellos.

Además, la noche de la tragedia, los ciudadanos franceses también crearon el hastag #PortesOuvertes (Puertas abiertas). Los ciudadanos de la capital francesa ofrecieron su vivienda para aquellos aquellos que se encontrasen perdidos en las calles de París tras la masacre.

Quien también colabora es el el ministerio de Interior francés con la creación de una plataforma en su página web que permite registrar los testimonios de las víctimas y testigos para favorecer la búsqueda de los desaparecidos. La plataforma (https://www.securite.interieur.gouv.fr/) es una herramienta adicional al teléfono de emergencia establecido por el Gobierno, que permite declarar la desaparición de personas, así como colgar carteles de búsqueda. "Dados los recientes acontecimientos, toda información puede ser útil para hacer progresar la investigación, identificar a las víctimas y evitar nuevos actos", ha indicado el Ministerio en la página web."Si no sabe nada de alguna persona cercana y quiere indicar su desaparición, rellene el formulario 'online' (...) y pronto contactará con usted un agente de la Policía judicial", ha añadido.

“Marie. 1,70 metros. 50 kg. Rubia. Ojos azules. Esto es insoportable”
Comentarios