jueves 12.12.2019

La CIA pagó cinco millones de dólares a Amiri por información sobre el programa nuclear iraní

Según la prensa de EEUU, el científico pudo verse obligado a abandonar su colaboración con EEUU por temor a que Irán causara daño a su familia

La CIA pagó cinco millones de dólares a Amiri por información sobre el programa nuclear iraní
La CIA pagó cinco millones de dólares a Amiri por información sobre el programa nuclear iraní

El académico iraní que aseguró haber sido secuestrado por la CIA, Shahram Amiri, no es un científico nuclear, según las autoridades iraníes que acudieron a recibirle al aeropuerto de Teherán.

"Amiri no es un científico nuclear", dijo el ex ministro de Exteriores Hassan Qashqavi a la prensa tras la llegada al país del académico, casi un año y medio después de que se denunciara su desaparición en Arabia Saudí.

Según Qashqavi, citado por la televisión oficial iraní Press tv, Amiri es simplemente un investigador de una universidad iraní.

Por su parte, el investigador, que llegó esta madrugada al aeropuerto Imam Jomeini, al sur de Teherán, procedente de EEUU y tras hacer escala en Qatar, aseguró que fue secuestrado cuando se dirigía a una mezquita en la ciudad saudí de Medina.

Amiri fue recibido en el aeropuerto por miembros de su familia y representantes del Gobierno de Teherán que le ofrecieron una calurosa bienvenida.

El científico señaló que agentes de la Inteligencia norteamericanos le pidieron que apareciera en televisión para confesar que quería obtener asilo político en EEUU y que le presionaron para que aceptara una importante cantidad de dinero.

El diario The Washington Post aseguró que la CIA pagó 5 millones de dólares a Amiri por la información que proporcionó al espionaje estadounidense sobre el programa nuclear iraní.

Según funcionarios de EEUU, citados en la página web del diario, Amiri no está obligado a devolver ese dinero, pero no podrá acceder a él por las sanciones financieras impuestas a Irán.

El científico pudo verse obligado a abandonar su colaboración con EEUU por temor a que el Gobierno iraní causara daño a su familia, según las mismas fuentes.

Según las autoridades iraníes, Amiri, que fue dado por desaparecido a mediados de 2009 durante un viaje de peregrinación a La Meca, en Arabia Saudí, fue secuestrado por el Gobierno saudí, con la ayuda de los servicios de espionaje de Washington.

Irán cree además que Amiri fue trasladado ilegalmente desde Arabia Saudí a Estados Unidos por agentes de los servicios de inteligencia norteamericanos.

Según Press Tv, el científico fue liberado por Estados Unidos después de que sus servicios de inteligencia no lograran su colaboración en una campaña de propaganda contra el programa nuclear iraní.