miércoles 16.10.2019
Nueva prueba de Adictos a la gasolina

Probamos el Nissan New Micra

La mejor versión del Micra

Nissan New Micra | Adictos a la gasolina
Nissan New Micra | Adictos a la gasolina

Esta es la segunda vez que probamos un Nissan Micra. La vez anterior pudimos probar la misma versión, pero con el acabado N-Connecta. Ahora sin embargo la marca nipona nos trae una carrocería mucho más atrevida y arriesgada visualmente.

La unidad de pruebas ha sido el Nissan New Micra Tekna Red Soul (desde 22.000€). Las líneas las comparte con la unidad anterior, pero desde luego, los detalles de personalización son los que han marcado la diferencia esta vez.

La parte exterior es de color Passion Red metalizado (520€), que en este acabado va acompañado de vinilos en el techo y capó bitono en negro y plata y unas expectaculares llantas de 17” de 5 radios en color Enigma Black con detalles en plata. Otros detalles con los que contaba este Micra son: Embellecedores delanteros (86€), uno en el parachoques trasero (86€) y uno en cada parte inferior de las puertas (147€), todos ellos en color Enigma Black a juego con el resto del conjunto. Por si esto no fuera suficiente, se le han tintado las lunas traseras en negro, para así dotarlo de un aspecto más deportivo.

 

Hoy mientras estábamos haciendo las últimas fotos del @nissan_esp Micra, ha aparecido un amiguete dispuesto a hacer de modelo durante unos minutos. ¡¡¡Que saladete!!! Fotos: @stiwie_lopez #nissan #micra #tekna #turbo #adictosalagasolina #ag #motor #instapic #instacar #perro #dog

Una publicación compartida de Adictos a la gasolina (@adictos_a_la_gasolina_oficial) el

Una vez dentro las diferencias son apenas imperceptibles con el otro modelo de Micra que probamos. Sus asientos están tapizados en piel con acabado Inspiring Red a juego con el exterior, son de gran calidad, muy cómodos y en el caso de los delanteros, además, calefactables, cosa que hemos agradecido estos días de invierno donde muchos días el sol ni siquiera ha hecho acto de presencia. Dejando a un lado la estética y centrándonos en la parte tecnológica, esta unidad es exactamente igual que la anterior, lleva una pantalla de cockpit y otra en el salpicadero, desde donde podremos manejar sin ningún problema todas las opciones del vehículo sin apenas despegar la vista de la carretera. Una de las opciones a manejar es su increíble sistema de sonido Bose, que además de los altavoces en los sitios habituales, monta uno en cada reposacabezas delantero haciendo que escuchar música sea una experiencia altamente satisfactoria. El volante bajo mi punto de vista es el perfecto, ya que es muy manejable, tiene 3 radios, es de piel y está achatado en su parte inferior. Los controles que lleva integrados son cómodos de acceder sin necesidad de soltar la mano del volante para marcar alguno de ellos.

Nissan-new-micra-2018-interior-adictos-a-la-gasolina-01

En la parte trasera los asientos son igual de cómodos son igual de cómodos que los delanteros, pero si vais 2 personas adultas, porque con 3 el espacio es muy ajustado. Y aunque eso no importe en trayectos cortos, si que es un poco incómodo para largas distancias. Un aspecto negativo de las plazas traseras, es que a pesar de ser el acabado más alto de gama, no lleva elevalunas eléctrico, sino las manivelas que se veían en los coches de antes. Teniendo en cuenta el nivel del coche, creo que esto deberían planteárselo para futuros restyling.

El maletero, teniendo en cuenta las medidas del coche es bastante amplio, sin recovecos que resten espacio, con una gran boca de carga y una altura justa. Puedes hacer una compra grande en el super, que te entrará todo sin problemas.

En tema tecnológico si estáis interesados en saber más, podéis ver el artículo del otro Nissan Micra, ya que son exactamente las mismas.

Nissan-new-micra-2018-motor-adictos-a-la-gasolina-

El motor de esta unidad era el manual de 5 velocidades de 90 CV. Este motor es excepcional por ciudad, tiene una salida que no me esperaba, pero si que es cierto que si lo quieres como coche de carretera se queda un poco justo, aunque no corto. Responde bien si se lleva a altas revoluciones, pero en bajas es un poco perezoso y lineal. Por ciudad es de los más divertidos que he probado, sus pequeñas dimensiones, junto con su poco peso hacen que se mueva como pez en el agua por el denso tráfico de la ciudad. Como además en ciudad es complicado que lleves marchas largas, la respuesta que da en cortas es instantánea y bastante sorprendente para un motor 900 cc. Su dirección es corta y precisa, facilitando los cambios de carril. Para los cambios de ritmo vienen muy bien sus frenos, que aunque los traseros sean de tambor, tienen una gran eficiencia. En carretera ya es otra historia. Aunque circulando no tienes problemas, no esperes grandes acelerones en el momento que pises el pedal, porque es una aceleración muy progresiva. Esto contrasta de manera notable con el bonito sonido que tiene este pequeño motor y que ha sorprendido a mas de uno. Entrando en consumos, no es excesivamente gastón, se mueve en torno a los 7 litros, y eso, teniendo en cuenta que la mayoría de kms han sido en ciudad, es un lujo.

Otra de sus ventajas es el aparcamiento, por sus dimensiones cabe en los huecos pequeños, y gracias al sensor de aparcamiento delantero (138€) y al trasero (136€), no tendrás problema con los bordillos y con el coche de delante o de detrás.

En resumen, bajo mi punto de vista es un coche que disfrutarás enormemente por la ciudad, ha sido creado para devorar kilómetros por la urbe sin gastar mucho y poderlo aparcar con facilidad donde necesites. Pero que a su vez puedas hacer una vida diaria yendo a comprar o llevando puntualmente gente en sus plazas traseras.

Una vez más Nissan ha demostrado que sabe hace coches para todos.

Galería completa.