viernes 22.11.2019
GRAN PREMIO DE AUSTRALIA

Alonso: “En el aire solo pensaba en no aterrizar con la cabeza”

El piloto asturiano relató los segundos de angustia que vivió en Albert Park. Le duelen las rodillas, pero no tiene ninguna lesión importante, algo que se puede considerar todo un milagro. "Soy consciente de que hoy he gastado una de las vidas que me quedaban", señaló más tarde en sus redes sociales

Alonso quiso tranquilizar a los suyos.
Alonso quiso tranquilizar a los suyos.

Fernando Alonso sufrió este domingo un accidente muy aparatoso en la vuelta 18 de la carrera del Gran Premio de Australia. Por suerte para todos, el asturiano salió por su propio pie y poco después pasó las pruebas médicas sin tener que lamentar ninguna mala noticia.

Sin embargo, en su comparecencia ante los medios en la zona mixta, el bicampeón del mundo no se pudo mostrar satisfecho con la primera carrera del año. "La verdad es que estoy algo decepcionado por no acabar la carrera y coger puntos y por el destrozo del coche. El destrozo es grande y habremos perdido una unidad de potencia, pondremos la segunda ya en la siguiente carrera, pero también estoy contento de estar aquí hablando", declaró el ovetense.

No obstante, Alonso no quiso quitarle ni un gramo de peso a su accidente. "A más de 300 km/h te juegas la vida y si en una de esas vueltas de campana golpeas mal, el golpe se convierte en un problema serio. Pero bueno, toca pasar página". De hecho, el piloto de McLaren calificó el choque como el más duro que ha sufrido en toda su carrera. "Fue más fuerte que el de Brasil 2003 seguro. Tienes un pelín de miedo tras le primer impacto y al verte por el aire. Sólo piensas, que aterrice bien, no contra el muro o con la cabeza. Parece que nunca va a terminar de dar vueltas, pero bueno, en cuanto paró vi un hueco para salir y me dije: sal rápido que querrán verte desde casa", aseguró pcos minutos después del suceso.

Asimismo, Fernando reconoció que le espera un día muy incómodo como consecuencia del fuerte impacto. "Me duele un poco todo, especialmente las rodillas, porque se mueve todo por dentro a esas velocidades. Te golpeas con el chasis, con la columna de dirección y con todo, y más que me dolerá mañana, pero bueno, me pondré hielo".

Pese a todo, Alonso no responsabilizó a Gutiérrez del contacto en ningún momento y otorgó un punto de responsabilidad más alto a sus propios movimientos. “Es difícil de saber lo que ha pasado. Íbamos muy pegados, cogí el rebufo todo lo que pude y ahí siempre hay movimientos muy fuertes antes de la frenada, es un peligro. Igual no vi el punto al ir tan cerca y perdí la referencia, frené demasiado tarde y me lo llevé por delante. A 315 km/h puede pasar eso, pero lo mejor es que los dos estamos bien".

Finalmente, tras finalizar la carrera el Asturiano también quiso enviar un mensaje a sus fans a través de las redes sociales. "Soy consciente de que hoy he gastado una de las vidas que me quedaban. Quiero dar las gracias a McLaren y a la FIA por la seguridad actual de los monoplazas. A mis compañeros y a los aficionados por la preocupación mostrada y apoyo incondicional. Ahora a recuperarse y pensar en Baréin, y subirme al coche para conseguir los primeros puntos", señaló el piloto en su perfil oficial de Instagram.

Comentarios