viernes 06.12.2019

España brinda por una larga vida al emperador japonés Naruhito

España ha hecho un brindis hoy por una larga vida al emperador japonés Naruhito y por la nueva era en la historia del país que se ha inaugurado a principios de este mes con la entronización del primogénito de Akihito

España brinda por una larga vida al emperador japonés Naruhito

En el ceremonial "kanpai", que tuvo lugar en la residencia del embajador japonés en Madrid, Masashi Mizukami, y al que asistieron personalidades de la política, la empresa y la cultura, tanto españolas como japonesas, el diplomático alzó su copa de sake -el licor de arroz japonés- y recogiendo el sentir de los presentes envió los mejores deseos a Naruhito.

"Por la prosperidad y estabilidad de la nueva Era Reiwa de su majestad el Emperador, por la buena salud y longevidad de sus majestades el emperador y la emperatriz eméritos, y por el mayor desarrollo de las relaciones de amistad y confianza entre Japón y España", dijo para levantar su copa y brindar con un sonoro "Kanpai" y "Salud".

El embajador recordó que las relaciones bilaterales entre Japón y España "son magníficas" en todos los niveles y se han consolidado aún más con la celebración del 150 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas y con la última visita a Madrid del primer ministro, Shinzo Abe, el pasado otoño.

El nombre elegido para denominar la nueva era de Naruhito es "Reiwa" (bella armonía). "La nueva era será el marco perfecto para seguir profundizándolas", aseguró el embajador.

Además, Mizukami alabó las excelentes relaciones entre la Casa Real de España y la Casa Imperial de Japón, que "van más allá de las relaciones meramente institucionales".

Naruhito es 8 años mayor que el rey Felipe VI por lo que "tienen muchas sensibilidades comunes, propias de una misma generación y han compartido además momentos de gran trascendencia", como la entronización del Emperador Akihito, en 1989, y la boda de Don Felipe con Doña Letizia, dijo.

En el brindis el embajador Mizukami quiso recordar que Naruhito siente un cariño especial por España: conoció a la que es su esposa y ahora emperatriz Masako durante una recepción en honor a la Infanta Elena durante la inauguración de una exposición de El Greco en el Museo Nacional de Tokio.

Además, tanto Naruhito como su única hija, la Princesa Aiko, aprenden español. En la última de sus seis visitas su visita a España, en 2013, y aún como príncipe heredero Naruhito "pronunció una parte de su discurso en un excelente español", apreció.

En el brindis, el embajador mostró su esperanza en que los reyes de España asistan a la entronización oficial de Naruhito que se realizará el próximo mes de octubre.

"Sería un gran honor para Japón", aseguró. 

Comentarios